Editor's Pick

Una dosis de pop-culture nostalgia para la Generación X En el 2001 se estrenó Wet Hot American Summer, un clásico de comedia, que pasó desapercibido en taquillas pero no en la cultura popular. La trama: el último día del campamento Camp Firewood– en un verano de 1981 – y las aventuras y relaciones del grupo con consejeros. Muy simple. Pero más allá de la trama, WHAS se convierte en un clásico debido a su elenco: reunió a Paul RuddAmy Poehler, Bradley Cooper, Molly Shannon, Janeane GarofaloElizabeth Banks, entre algunos. Pero lo que la convirtió en un fracaso fue la mínima ganancia en taquilla: sólo $250,000 dólares. Y como somos unos tercos y no podemos dejar ir nuestra atención y cariño por esta película, Netflix llegó a satisfacer nuestra nostalgia. Éste sábado, 31 de julio, – 15 años después del estreno de WHAS – se estrena Wet Hot American Summer: First Day of Camp, y sí seguirá la misma historia, pero con los sucesos previos a la película. Y lo más importante: ¡CONTANDO CON EL ELENCO ORIGINAL!

 

Cuando Caitlyn Jenner anunció el estreno de su reality pensé que éste sería bajo la misma línea de contenido que el show de sus hijastras: Las Kardashian. Me lo imaginé con un giro acerca del estilo de vida y actividades diarias de Caitlyn. La semana pasada en la cadena televisiva – E! Entertainment– se transmitió el primer episodio. En éste, los productores del reality, donde entre ellos se encuentra Caityln, se enfoca en una línea de awareness de género y del cambio de Caityln en su vida. En una escena del programa, vemos como Cait hace una reunión con su madre para responderle cualquier pregunta de género que pueda tener debido a su transformación. Lo que aplaudí de esa escena fue que los productores invitaron a una experta en género a responder dudas y preguntas que tuviera la familia de Cait. Más allá del frenesí alrededor de la celebridad, el primer capítulo llegó para crear un espacio de diálogo y aprendizaje. Espero que este reality, también puedan brindar un espacio para las personas que buscan respuestas y educación del tema.

 

 

Todos deberíamos ser feministas, dice Chimamanda. Y tiene toda la razón. Conocí a Chimamanda Ngozi Adichie con The Thing Around Your Neck, un libro de cuentos cortos publicado en 2009. Había leído cuentos escritos por ella en The New Yorker, pero no fue hasta que leí la serie completa de sus cuentos cortos que logré adentrarme a su estilo e ideología. Los personajes principales: las historias y experiencias de vida. Entre ellos, hay temas de la dolorosa experiencia de inmigración de la comunidad nigeriana, el fracaso en el matrimonio, la estratificación social y económica entre ricos y pobres. Y sí, a pesar de que Adichie escribía de experiencias de nigerianos; fue muy fácil identificarme con los sentimientos universales entre las letras de este libro. Ahora, Adichie ha publicado el discurso que impartió en TEDxEuston de 2012. Este ensayo argumenta sobre la necesidad de una interseccionalidad en el feminismo para así atacar problemas como el sexismo institucionalizado. También a través de su experiencia, nos habla de los estragos que sufren las mujeres migrantes así como el peligro que nace por una comunidad de género dividida.