Annie Leibovitz, Documentando la Historia

Ícono de la fotografía contemporánea, su obra gira entre el reportaje, las fotos familiares, las imágenes íntimas y las portadas de las revistas de moda más influyentes del mundo. Annie Leibovitz, la fotógrafa mejor pagada del mundo, es la artista conceptual más reconocida y respetada de nuestros tiempos. Desde joven comenzó a escribir y a tocar música, su madre era bailarina de danza contemporánea, y en 1967 ingresó al Instituto de Arte de San Francisco, con la ambición de ser profesora de arte. Pero su padre Samuel Leibovitz, Teniente Coronel de las Fuerzas Armadas, la llevó al cuarto oscuro fotográfico de la base aérea Clark, ubicado en las Filipinas, donde fue destinado durante la Guerra de Vietnam. Ahí nació su interés por la fotografía.

 

Las labores militares de su padre, agobiaban a la familia a mudarse constantemente. Pero en 1969 estuvo presente durante la excavación arqueológica en el templo del Rey Salomón, en Israel. Dos años después, de vuelta en Estados Unidos, se tituló como Licenciada en Bellas Artes, por el Instituto de Arte de San Francisco.

 

Al poco tiempo de graduarse, el editor Jann Wenner le permitió trabajar como fotógrafa atónoma, cuando emergía la revista Rolling Stone. Una vez que fue ascendida a fotógrafa jefe, la revista se mudó a Nueva York, lo que le trajo un fuerte cambio, 142 portadas en la revista, pero una fuerte adicción a la cocaína. Fotografió a Johnn Lennon en su departamento, prometiéndole una portada para Rolling Stone, y a las pocas horas fue asesinado. En enero de 1981, se publicó la portada sin titulares donde aparece John desnudo y acurrucado junto a su esposa Yoko Ono, completamente vestida.

En 1983 comenzó a trabajar con la revista de moda Vanity Fair, donde llegó a recibir 2 millones de dólares anuales. Tres años después, para la Copa Mundial de Fútbol México se le asignaron hacer los afiches, siendo ella la primer persona en la historia que se le encomendara ésta misión. En 2000, Leibovitz fotografió 21 celebridades – incluyendo actores, escritores, cantantes, políticios, deportistas, religiosos, empresarios – para las 20 portadas de Vanity Fair en su especial The Affrica Issue, editada por el cantante de U2, Bono.

Tuvo una relación romántica-intelectual por 16 años con la escritora Susan Sontag, quien la motivaba y presionaba para que sus retratos fueran más profundas y personales. Se conocieron durante la sesión de su sobrecubierta de “El Sida y Sus Metáforas”, pero la relación culminó en el 2004, cuando Susan falleció por una leucemia mielógena aguda. A lo largo de su carrera de más de 40 años, la lista de celebridades capturadas bajo su lente incluye a la Reina Isabell II, el artísta Keith Haring, el político ruso Mijaíl Gorvachov, el tenor Luciano Pavarotti, el artísta Christo, la familia Obama, la actriz Meryl Streep, y básicamente todo diseñador de moda o persona influyente en la historia de los siglos XX y XXI.

Con diez libros bajo su autoría, Annie Leibovitz es literalmente una “Leyenda Viviente” (reconocimiento por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos), que ha borrado las fronteras entre la fotografía comercial y la artística.

 

Sigue nuestra serie de Badass Women, en la que encontrarás la historia de mujeres remarcables que están cambiando al mundo. #DespiertaTuMejor