In Real Life: Maquillándome con aerógrafo por primera vez

Pusimos a prueba la que es considerada la mayor revelación del maquillaje del siglo XXI y este fue el resultado.

Soy de aquellas personas que siempre ha tenido problemas en la piel del rostro. Que el acné, que la rosácea, que muy reseca en invierno o muy grasa en verano. Por lo mismo, el maquillaje es un constante conflicto, pues si bien puede ayudarme a cubrir varias de esas cosas, se transforma en un círculo vicioso, pues mi cara se contamina nuevamente. Es por eso que con el paso de los años me he visto obligada a probar cientos de técnicas poco invasivas que se acoplen a mi exigente piel y parece que finalmente ha llegado el día, he caído en las manos de Temptu y posiblemente sea una relación que durará por toda la eternidad.

El maquillaje que todas las bloggers promocionan y al que juran deber sus siempre relucientes rostros. El sistema utilizado en las películas y la televisión luego de la infame - para los actores - llegada de las pantallas ultra HD. ¿Cómo no iba a querer experimentarlo?. Pero antes que todo, les explico que Temptu es un sistema de maquillaje en aerosol aplicado con un aerógrafo que promete un resultado impecable y sutil para todo tipo de rostro y color de piel.

Pues bien, puse a prueba la que es considerada la mayor revelación del maquillaje del siglo 21 y este es el resultado:

En primer lugar, hay que aclarar que no es cosa de solo apretar un botón y ¡voilá!; el kit completo contiene varias partes, desde el mismo aerógrafo aplicador y los AIRpods de maquillaje (donde de manera básica se necesita la base, el rubor, el bronceador y el iluminador) para cubrir aproximadamente 2 meses de maquillaje utilizándose a diario.

 

 

Luego de conectar los cables y armar mi maquinita, llegó el momento de aplicar. Admito que tuve que mirar un par de videos en YouTube antes de lanzarme a la aventura pues nunca en mi vida había utilizado una de estas máquinas antes. Luego de entender conceptos sobre la distancia para aplicar (la palma de tu mano es la distancia ideal) y la potencia, no quedaba más que intentarlo. ¿Qué pasó? Temptu es increíblemente fácil de usar y eso se debe en mayor parte al poder controlar la potencia con la que sale el aire ya que en vez de lanzar todo el maquillaje de una sola vez y manchar la piel puedes ir gradualmente agregando capas de modo de hacerlo lo más parejo posible.

 

 

Luego de solo 10 minutos puedo decir que obtuve un resultado bastante decente, aunque claramente la práctica es la que posiblemente me irá transformando en una experta en su uso. Por ahora una mejilla me quedó más colorada que la otra pero nada que no se pueda arreglar. Por lo demás, el maquillaje demora en secar, por lo que da tiempo para corregir errores y cuando ya te consideres lista se puede usar el mismo aire del aerógrafo para ayudarte a secar más rápido.

 

¿Dato útil si estás pensando en adquirirla? Busca tu color de base en findation.com. En lo personal demoré mucho en elegir cual sería el color adecuado y luego de algunas vueltas por aquí y por allá por la red di con este sitio y el resultado fue bastante acertado. Si quieres saber más sobre la marca y sus productos pueden visitar el sitio web de Temptu, donde encuentran desde el aerógrafo básico hasta los más profesionales e incluso su línea de maquillaje de mano para retoques.