¿Por Qué es Importante el Discurso de Caitlyn Jenner en los ESPY's?

Siendo una ferviente entusiasta de los deportes, el mundo se detiene cada dos años mientras se intercalan las Olimpiadas y el Mundial, y en el ínter cada pelea de box, la Serie Mundial, y a muchos de mis cercanos les sorprende verme alentando a los equipos mientras uso tacones. Entiendo que en nuestra sociedad tal vez el deporte rudo no va con la delicadeza de la alta costura. Son mundos totalmente opuestos: mucha testosterona de un lado, y mucho estrógeno en el otro.

Anoche se celebraron los ESPY's, los premios a los deportistas más destacados de Estados Unidos. Se coronan desde las mejores jugadas, hasta los mejores equipos y entrenadores. Siendo el deporte una plataforma tan grande donde se promueve el respeto, la dedicación, la actitud, y disciplina, ESPN también reconoce las adversidades que se han tenido que llevar a cabo en nombre del deporte. Tales premios son:

Jimmy V. Perseverance Award, donde resultó ganadora la hija del jugador de los Cincinnati Bengals, Devon Still, Leah, por su lucha contra el cáncer a sus 5 años de edad.

Pat Tillman Award For Service, la veterana Danielle Green fue reconocida por su serivicio en Irak cuando cumplía su sueño de ser basquetbolista profesional y jugaba para Notre Dame becada por el gobierno. Durante la guerra perdió un brazo, y se dedicó a apoyar gente en su misma condición.

Ahora, el honor más grande, el Arthur Ashe Courage Award, fue para Caitlyn Jenner, la mujer que vive en el ojo del huracán desde hace unos meses debido a su transición de género. Previo a su transformación, y cuando era conocida como Bruce Jenner, fue uno de los atletas más grandes de los años 70, rompiéndo todo récord que se le puso enfrente durante las Olimpiadas de 1976. Convirtiéndose en un héroe a nivel mundial, y por lo tanto, epítome de la figura masculina.

Lo sorprendente hoy, es la crítica negativa que se tuvo por el reconocimiento otorgado a Jenner. A pesar de haber dado un discurso emotivo y muy acertado, hay quienes alegan que su trayectoria no es para celebrarse puesto a que no lucha contra una enfermedad o algo casi mortal.

El ser transgénero no es una enfermedad o condición, mucho menos un estilo de vida, simplemente, se es. Pero desafortunadamente, como la misma Jenner lo expuso en su discurso anoche, ser una persona transgénero es potencialmente mortal. Año con año las cifras de suicidios, agresiones y asesinatos que toman vidas de personas transgénero son alarmantes. Pareciera que aún vivimos en el pasado. El mismo nombre del homenaje lo dice: “Courage Award”. La finalidad es re-co-no-cer a quien haya hecho algo trascendental para la comunidad del atletismo. 

Como deportista y constante víctima del bullying, entiendo que ser parte de un equipo otorga un estatus social, pertenecemos a un ente y confiamos en los nuestros, por que el mundo real todavía tiene que tolerar en lugar de respetar, y puede ser muy duro para quién le cruce por la mente ser o verse diferente.

Es de aplaudirle a Jenner aparecer ahí cuando simplemente pudo haber lidiado con esto en su soledad y morir como el gran héroe americano. Pero el pararse ahí, alentar a todo atleta, sea LGBT o no, rodeada de los deportistas más grandes del mundo  y proclamar que es necesario el fomentar una cultura del respeto en un recinto de rudeza, y donde probablemente muchas sonrisas y aplausos fueron forzados, tomó el doble de coraje para Caitlyn, y eso sí es de reconocerse.

 

Mira el discurso completo a continuación: