Oportunidades, acceso y Hollywood: Entrevista con el actor Anthony Mackie, de Avengers y Our Brand Is Crisis.

Agradecimientos Patricia Marquez 

2015 es año de Anthony Mackie. Desde interpretar a Tupac en Notorious, Falcon en Avengers y recientemente su personaje en Our Brand Is Crisis, película protagonizada por Sandra Bullok, bajo la producción ejecutiva de George Clooney. Mackie – quien ya tiene dos comedias en fila para esta Navidad, la primera, con Diane Keaton; la segunda, Seth Rogen y Joseph Gordon Levitt – no ha descansado y no pretender hacerlo. Hablamos con él acerca de su personaje en Our Brand Is Crisis, película que documenta los hechos de estrategas estadunidenses en campañas políticas en Latinoamérica.  

 

Ben, tu personaje en Our Brand Is Crisis, ¿qué te motivó a interpretar ese rol?
Siento que por la calidad de humano. Es fácil interpretar a un personaje político que te envuelve en problemáticas y negatividad, pero en el caso de “Ben”, él es alguien quien lucha por el bien y considera a la gente a su alrededor.

 

Al desarrollar tu personaje, ¿decides leer de tu rol primero o lo desarrollas junto con la historia y grabación de la película?
Es muy interesante. Cuando estaba cursando la carrera, asistí a una plática de Kevin Spacey, él contaba que al leer el guión prefería leer la historia sin saber cuál sería el personaje que debería interpretar; una vez que leía el guión, él hablaba con el director acerca de los personajes.  Y para esta película, hice lo mismo; me dejé llevar por el guión. Leí el guión por su historia, y me llamó la atención en especial la relación de los personajes con la protagonista; al terminar de leer el guión me interesé por saber que tenía David [ Gordon Green] en mente para mí.

 

Tu personaje está basado en actos verídicos. ¿Cuál es el reto de llevar una realidad a ficción?
Ninguno. La realidad en la ficción, es lo que es: ficción. Pero no retraté a un personaje bajo mis ideales o punto de vista. Formé un personaje bajo la dirección que me ofrecieron los escritores. Tuve la gran fortuna de contar con un personaje que tuviera un trasfondo escrito a detalle, así como una historia escrita con detalle. Y gracias a eso, fue fácil el desarrollo.

 

¿Qué tan familiarizado estabas con las estrategias de campañas políticas antes de realizar esta película?
Antes de la película, no tenía conocimiento. Yo pensaba que los políticos que vemos en un podio brindando discursos y participando en debates eran los únicos personajes en una contienda electoral. Yo no sabía que había gente detrás de ellos que influían en nuestro voto. Además de analistas y estrategas que ayudan a poner políticos en puestos de poder. Estuve muy impresionado e intrigado con la idea de quienes son en realidad los políticos por quienes estamos votando.  

 

En cuanto a tu carrera ¿dónde te encuentras?
Soy afortunado. He tenido la suerte de estar rodeado de un gran equipo. No se me ha definido por mi color de piel ni mi por habilidad de qué puedo hacer. Siempre estoy participando en grandes proyectos y he tenido oportunidades. Me enorgullece trabajar con grandes personas y con las cuales tengo la fortuna de compartir un proyecto. Cuando recibí este proyecto, para esta película, me encantó saber que estaría trabajando con gente como Sandra Bullock y George Clooney.

 

¿Hay presión en trabajar con actores ganadores del Óscar?
La gente comienza a respetar más tu carrera. Y creo que la mayoría de actores y quienes somos parte de este arte, buscamos tener ese respeto y admiración hacia nuestro trabajo. Cuando eres parte de una industria creativa, es una industria que no rechaza tu CV, no te dicen: “Perdón, no nos gustó tu currículm,” lo que realmente te dicen es, “No, no me gustas tú.” Es personal.

 


"He tenido la suerte de estar rodeado de un gran equipo."


 

¿Cómo ha cambiado tu carrera de cuando trabajas en Broadway y off-Broadway?
No creo que he cambiado. Lo que sí puedo decir es que estoy más alerta de las cosas a mi alrededor. Cuando te topas con gente envidiosa que te da la contra debes tener más precaución e inteligencia para lidiar con ellos.

 

Ahora que hablas de tener más precaución, cuéntame, ¿qué tal ser un hombre negro en Hollywood? ¿Cuáles son los retos que enfrentas?
Como hombre negro, no tengo que tener precaución pero sí la habilidad de tomar decisiones de mi futuro. Tienes que saber como decir no, me debo respetar y debo saber rechazar personajes. Sí te puedo decir que hasta ahora, soy afortunado de estar involucrado en grandes proyectos. Yo estoy consciente de mis decisiones y de por qué las debo aceptar.

Recientemente te viste involucrado en una controversia. Se publicó que estabas a favor de las políticas del precandidato republicano Donald Trump. Tú, aclaraste que tu idea fue tomada fuera de contexto. Crees ¿hoy más que nunca tú y tus comentarios están bajo la mira?
No vi nada mal con mi comentario que dije acerca de Trump. Siento que Trump ha hecho un gran trabajo en su branding personal, al igual que Hillary Clinton. Pero cuando tus palabras son tomadas fuera de contexto, eso da muchísimo miedo, ya que entonces alguien podrá decir algo y se publica algo totalmente diferente. Que terrible es tomar las palabras fuera de contexto sólo para  el beneficio de algunos. Es desconsolador y trágico. Hay gente que admira mi trabajo y respeta lo que hago, como actores hacemos todo lo posible para tener una gran relación con la prensa, los apoyamos en sus historias exclusivas, y quiero pensar que es un mutuo respeto. Lo que dije de Trump fue un chiste que fue tomando fuera de contexto, a tal manera que se convirtió vital.