Bethany Cosentino: “Las mujeres somos maravillosas, increíbles y poderosas”

La escena musical californiana siempre ha tenido muy propias y distinguibles particularidades: desde el origen del sonido californiano con Dick Dale y los surfers, hasta la diversificación en un sinfín de géneros en los años 80 y 90. La psicodelia, el glam, el hardcore y el punk —por mencionar algunos— son perfectamente identificables en sus versiones californianas. Pero, ¿qué pasa cuando quien está retomando el origen de este estilo y la cultura clásica californiana nace muchos años después de su creación?

Esta nueva chica californiana dista mucho de aquella icónica rubia despampanante en bikini; ella surge en un entorno más real, actual y divertido. La perfecta muestra de esto es Bethany Cosentino, líder de Best Coast, quien platicó con Nylon Español acerca de su nuevo disco, lo que significa ser mujer dentro de la industria y lo que la ha ayudado a crecer y ser ella misma.

“Mis padres son muy abiertos. Soy una hija única que creció en un ambiente artístico y relajado, donde siempre me permitieron elegir hacer lo que yo quisiera y me han apoyado. Nunca me impusieron ser o lograr algo, al contrario, me impulsaron para sentirme segura siendo yo misma y tomando mis propias decisiones”.

A sus escasos 28, ella ha creado una disquera, ha girado por todo el mundo con su banda Best Coast, ha diseñado su propia línea de ropa para Urban Outfitters, ha hecho campañas con Peta y acaba de firmar un contrato con Harvest Records, subsello de Capitol Records, para lanzar este verano su tercer álbum de estudio. “Este es el primer disco que hacemos sin pensarlo tanto. Cuando lo grabamos no estábamos firmados con ninguna disquera, y eso nos ayudó a que lográramos tener el disco que siempre quisimos hacer, sin presiones” afirmó Bethany. “Con la gente de Harvest sentimos una conexión inmediata. Ellos no quisieron cambiar absolutamente nada del disco, lo cual nos hizo muy felices”.

No es sino hasta ahora que, por primera vez, el dueto formado por Bethany y Bobb Bruno se abre para incluir nuevos elementos en el proceso creativo y en la grabación. El baterista que los acompaña en vivo, fue el encargado de grabar las baterías en el disco. El material fue concebido bajo el ala del productor Wally Gagel (Eels, Sebadoh, Blondfire), quien trabajó por segunda vez con la banda, esta vez tomando un rol más significativo: “Esta es la primera vez que una persona ajena a Bobb y a mí entra en la pre-producción del disco. Le mostramos las canciones y las tocamos juntos. Wally sugirió cambios interesantes sobre la estructura de las canciones y es a él a quién le permitimos hacer esto por primera vez. Fue muy emocionante”. Al respecto, Bethany aconseja: “Puedes continuar haciendo las cosas como siempre, o elegir abrirte a un cambio. Solo sé lo mejor que puedes ser, confía en tu intuición y permite que las cosas sucedan, no presiones para que sucedan.” Bajo este pensamiento, Bethany ha impulsado que Best Coast se arriesgue y vaya más allá con su música y gracias a eso las canciones han evolucionado en el momento justo y de manera natural.

Sin miedo a ser ella misma, Bethany se ha mostrado ante la vida y los medios con completa naturalidad, clave de su originalidad y frescura. Esto ha atraído a muchas chicas alrededor del mundo, convirtiéndola en una figura con la que se identifican y admiran: “Muchas niñas pequeñas me han dicho que soy su modelo a seguir. Para mí esto es maravilloso y, a la vez, me parece muy raro porque me considero una chica muy normal. Yo no estoy tratando de ser glamurosa o de tener una imagen sexualizada, todo lo contrario”.

Siendo una mujer de negocios y músico en un medio donde los hombres parecen tener el control, la mente detrás de Best Coast considera que las diferencias de género se quedan en la sociedad. “En el escenario no siento diferencias, no me siento la chica de la banda ni siento que tengo que hacer algo para que los demás lo noten. Soy un músico tocando sus canciones, y si alguien me grita algo inapropiado, solo somos personas hablando con personas, no mujeres contra mujeres ni hombres contra mujeres”. Afortunadamente para ella, no ha sido necesario presionar más que a un hombre para lograr sus objetivos tanto musicales como personales. “Si fallo o tengo éxito así será, y jamás voy a pensar que es porque debo ser perfecta. Ninguna mujer lo es y nunca lo será, y si pasas tu vida tratando de alcanzar esa perfección que no es real, solo te vas a volver loca. Creo que las mujeres somos maravillosas, increíbles y poderosas”.

Seis años con Best Coast han sido determinantes. Tanto en lo personal como con la banda, Bethany ha crecido logrando un sonido mucho más maduro y la industria independiente le ha ayudado a ser alguien en total control de sus decisiones y su imagen. “La chica que era cuando comencé esta banda no se acerca a la mujer que soy hoy. Y con esto me refiero a la manera en que ahora veo las cosas y afronto las situaciones”. Y en cuanto a su visión del poder femenino, dice: “Hay tantas figuras femeninas asombrosas que han hecho música y arte en general, que pienso que ser mujer artista es algo muy especial e importante”.

Ya puedes adquirir el Collector's Item para ver las fotografías que acompañan esta entrevista, disponible en Sanborns (para lectores en México) y Kichink (para los lectores en cualquier parte del mundo) siguiendo las instrucciones en el video a continuación.