¿Cómo vestirse para una entrevista de trabajo?

Buscar trabajo es de por si, un trabajo. Puede ser una situación estresante para muchas personas, sobre todo a la hora de decidir que ponerse. La primera impresión es muy importante y es necesario dar una imagen profesional y adecuada  para el puesto al que estamos aplicando.  

 

 

Elige un conjunto con el que te sientas cómoda, de lo contrario se va a notar en tu lenguaje corporal así como también debes evitar prendas muy casuales, demasiado llamativas o reveladoras. Es importante conocer el puesto y la empresa para poder formar una identidad y expresarlo con la ropa.  

 

 

Si estás aplicando para un puesto en moda o algún otro sector creativo como por ejemplo diseño, puedes permitirte explayarte y darle rienda a tu personalidad. Seguramente tus entrevistadores esperan un cierto grado de compromiso estético en puestos como este, no tengas miedo a jugar con el color y los estampados, ¡pero cuidado! todo en moderación.  

 

 

En casos de puestos corporativos en oficinas o cosas más formales, evita joyería que haga mucho ruido porque van a causar distracción, así como colores muy estridentes o estampados complejos, es mejor mantenerse en una paleta neutral y una silueta limpia y simple. Nada muy ajustado como faldas que te hagan difícil caminar, o tacos muy altos.  

 

 

El negro es un comodín para todas las situaciones pero un conjunto de pies a cabeza en negro puede resultar muy oscuro y apagado, es preferible usarlo en la parte de abajo y como top algo que atraiga la luz a tu rostro, como una camisa con algún estampado chiquito para que el todo luzca más interesante.  

 

 

Para trabajos más casuales e informales, está aceptado usar jeans pero evita tus tenis de todos los días y camisetas con logos, en su lugar, elige flats y prendas lisas o con alguna textura interesante pero que no distraiga la atención. 

 

 

Por supuesto que todas las prendas deben estar en perfectas condiciones, limpias y planchadas. El pelo y las uñas prolijas.  Claro que la ropa no te va a garantizar que te den el puesto pero sí puede causar una opinión positiva o negativa en tu empleador, recuerda que tú debes llevar la ropa, no ella a ti.  

via GIPHY

Para leer un poco más del trabajo de Lessie, puedes visitar su blog