Reseña: Depression Cherry de Beach House

La trayectoria de Beach House los ha visto transportando varias estéticas auditivas, en donde han armado un estilo para luego lograr deconstruirlo. Con su debut homónimo en 2006, se apreció la química que este dueto de Baltimore, Maryland. Victoria Legrand a cargo de teclados, sintetizadores y principalmente su fantástico contralto; Alex Scally con sus fantasmagóricas guitarras pulió cada tema hizo que el sonido de Beach House estuviera completo. Para el siguiente disco Devotion dos años más tarde, se puede decir que su estética cuajó, y a diferencia de su debut, los arreglos y el sonido eran más puros y etéreos. Su tercer álbum, Teen Dream, lanzado al inicio de la década ha sido su mejor material discográfico peso por peso. Se debe a la consolidación de elementos como melodías en general, hooks vocales, percusiones tropicales, guitarras tripeadas y la sensual voz de Legrand. Refiriéndonos a canciones particularmente, son muy grandes –Norway destaca en la opinión del autor- y es su característica de poder escucharse de principio a fin con un flujo adictivo que lo hace ser el disco superior. En 2012 lanzaron Bloom, disco con el que se apreció un sabor más electrónico que antes, más presencia de beats– sus primeros discos contaban con sonido más orgánico- y por primera vez se inflaron a épicas proporciones, en donde a pesar de grandes temas como Wishes y New Year, su larga duración hizo que surgiera la cuestión de un poco más de síntesis. Bloom es grande no obstante, ya que continuó la directa evolución de Teen Dream, y pudo hacer que Beach House fuera una institución de buena música en este siglo.

 Depression Cherry es el quinto disco. De primera impresión se notó un sentido de eficiencia y precisión, el disco mantiene una ranura con la que se relaciona a su tercer material, Teen Dream, aunque aquí su corta duración en comparación a Bloom, en general refleja que ahora más que nunca el dueto se puede mantener en la cumbre. "Levitation" y "Sparks" son un par de grandes canciones que despegan Depression Cherry, en ambas se siente más ligera la masa de sonido en general, la calidad del disco no alcanza los niveles de estos primeros dos temas y de la sexta canción "PPP". De ninguna manera significa eso que este material es deficiente, sino que no se alcanza las alturas que Teen Dream mantuvo. Lo que justifica este material y establece completamente su propósito es que hay un sentido de narrativa. Hay que escucharlo de principio a fin. Como ha sido estampa de su sonido durante los últimos diez años, la gran voz de Victoria Legrand es tan satisfactoria que si es el tipo de música que uno en solitud escucha una y otra vez. No es la recomendación escuchar Depression Cherry uno solo, pero si es algo que el lector debería de intentar al menor una vez.

 


Depression Cherry
Beach House

USA

Sub Pop / Bella Union / Mistletone