Las marcas expanden sus horizontes...

Prueba de ello son las nuevas campañas de Louis Vuitton y Dolce&Gabbana

Las marcas expanden sus horizontes, prueba de ello son las nuevas campañas de Louis Vuitton y Dolce&Gabbana

La industria de la moda se encuentra en constante cambio, y el dicho "renovarse o morir", tan elocuentemente aplicado a este caso, lo resume todo.

Es un hecho que las firmas han comenzado a apostar por salirse de los moldes convencionales para expandir sus horizontes y así poder seguir en la competencia, y prueba de ello son los protagonistas de las nuevas campañas de Louis Vuitton y Dolce&Gabbana.

Recientemente Nicholas Ghesquiere, director creativo de Louis Vuitton, publicó en su cuenta de Instagram una imagen en la que Jaden Smith protagoniza la nueva campaña femenina SS16 de la marca.

El hijo de Will Smith aparece portando una falda con tejidos metálicos, un top con flequillos y una chaqueta de piel, rematando perfectamente con unos loafers negros. Cabe resaltar que aparece acompañado de tres chicas con looks similares, y se da el crédito al fotógrafo Bruce Weber por la tan aclamada imagen.

A los pocos días, tres para ser exactos, apareció la nueva colección de Dolce&Gabbana. Tanto el portal Style.com/Arabia, como la cuenta de Instagram del diseñador Stefano Gabbana, publicaron imágenes en las que aparece el hiyab -el velo utilizado por las mujeres musulmanas- como protagonista de la campaña. La firma atribuye el hecho a la fascinación de los diseñadores por el medio oriente.

Esta es una corriente que no nos resulta extraña, pues en el 2015 se realizó la presentación de la colección crucero de Chanel en la ciudad de Dubai. La cual se encontraba cargada de estos elementos, con tejidos y estilos bien definidos que nos recordaban al cercano oriente.

En ese mismo año fue que marcas minoristas como Uniqlo y H&M realizaron acciones similares. La primera lanzando una colección de hiyabs, y la segunda realizando una sonada campaña que tenía como objetivo romper con todos los estereotipos del mundo de la moda.

Si bien todo esto puede parecer un intento de los directores creativos de algunas de las firmas más influyentes del momento por obtener nuevas formas de inspiración, así como de inimitables musas, también cabe la posibilidad de que sea una estrategia para alcanzar nuevos públicos y/o captar la atención de clientes potenciales. Dando pie a lo que podría ser un intento de integrar los estándares más comúnes y reales de la sociedad al mundo de la moda, cambiando por completo el discurso original, que siempre trató de acercar a la gente real a los estándares impuestos por las firmas.