GEPE, Música Local Con Proyección Internacional

Con nuevo disco a punto de ser lanzado - Estilo Libre, el próximo 10 de Agosto - un nuevo video en las redes para su canción TKM y una fanaticada que abarca desde Latinoamérica hasta algunos países de Europa, Gepe se presentó en New York hace unos días pisando por segunda vez los escenarios del LAMC. Inseparable de su Ukelele que convierte su sonido en algo único y con la intención constante de que su música inspira a bailar y moverse, nos reunimos con él para conocer un poco más de su proyecto ad portas de lanzar su quinta producción.

 

La primera vez que participaste en LAMC fue el 2011. ¿Qué ha cambiado en estos 4 años?

El 2011 vine solo y me encargué de todo. Ahora tengo la suerte de venir con la banda completa incluyendo los bailarines y hace que todo cambie, desde el show hasta la percepción de la gente.

 

Tus seguidores que no hablan español han dicho algunos comentarios sobre tu música sin necesariamente entender el idioma, y entre los comentarios más repetidos destacan estas palabras: indescriptible, ecléctico y muchos intentos por definir tu estilo de música. ¿Qué opinas sobre esos comentarios?

Creo que al final lo que importa son las canciones. Sea como sea la canción engancha y eso es con lo que me quedo, más que con la idea de que pueda hacer música “rara”. No es esa mi intención al menos y al final experimentar con los estilos y encontrar mi propia comodidad es lo más importante.

 

En ese sentido es divertido ver cómo siempre te tratan de encasillar en un tipo de música. Ya sea como exponente del pop chileno junto a Javiera Mena o Alex Anwandter, o como electro, Indie o incluso folk.

Es chistoso. Al principio me incomodaba un poco pero ahora siento que es más cómo que me gusta saltar entre un barco y otro con cada canción.

 

¿Te inspira Nueva York como ciudad?

Sí.. o sea no es mi ciudad favorita pero es entretenida. Me agota un poco, debo decirlo. El que esté tapizada de estímulos, de marcas, de logos me sobrepasa, pero aún así me gusta. Pero sin duda mi ciudad favorita y donde encuentro mi inspiración es Santiago. Me gusta hacer música que me queda cómoda, que entiendo y que domino y donde he vivido siempre en el mismo lugar prefiero hablar de lo que sé que de lo que no sé.

 

Bueno, eso es justamente lo atractivo de tu música. En vez de neutralizar el idioma te aprovechas de los miles de modismos chilenos.

Es que creo que me puedo dar a entender mejor de esa manera. No sé si es una técnica, pero tiene más sentido para mi.

 

Si uno ve y escucha tus discos, luego tus videos y luego tus shows todos tienen una vuelta estética muy potente. ¿Cuán importante es para ti lograr esa combinación entre lo musical y lo visual?

Siempre estoy probando. Aún no llego a cristalizarme en algo y probablemente si lo hiciera trataría de salirme. Sé que lo mío tiene mucho que ver con el baile y la música latina, pero no he encontrado ni estoy en busca de una estética particular. Vamos cambiando y me gusta mucho eso.

 

En general eres de los artistas que cree en que es posible vivir de la música y has defendido eso.

Más que defenderlo o creer es saber que al final siempre es lo mismo en cualquier trabajo. Partes de abajo e incluso cuando suber tienes que seguir abajo. No hay un status que uno se merezca. Siempre hay que estar adaptándose a los formatos las estructuras nuevas. Si no puede viajar tu banda completa viajan algunos y uno está en todo el proceso. Antes creo que el trato manager-artista excluía mucho al músico y al final por lo mismo terminaban habiendo conflictos siempre. Hoy en día hay que aprender a estar en todas, a hacerlo todo y saberlo todo sobre el trabajo que uno está haciendo. No hay tiempo para perder, hay que hacer, hacer y hacer más.