Una Camiseta Que Detecta El Monóxido De Carbono, Partículas Radiactivas Y Más.

Han pasado décadas desde que las colaboraciones entre la ciencia y la moda eran tan simples como zapatos que se iluminaban al caminar, telas que cambiaban el color con el calor humano o lentes que obscurecían con el sol.

Ahora, el diseñador de Nueva York Nikolas Bentel, ha desarrollado una gama de camisetas estampadas que cambian de color en respuesta a la contaminación del aire o la radiactividad.

Las camisas tienen el nombre Aerochromics, y responden a los cambios en la calidad del aire. Específicamente, las camisas cambian de color cuando detectan que el aire es poco saludable, o incluso peligroso, y la concentración de contaminantes en el aire. Una camiseta reacciona con monóxido de carbono, otra con partículas radiactivas, y la tercera a contaminantes que se encuentran comúnmente en el aire libre.

Bentel está vendiendo actualmente dos versiones en su página web: reactivos y no reactivos. Las camisetas de reactivos tienen un precio de $500, mientras que las de no reactivos cuestan $90 dlls.