In Real Life: ¿Cuántas horas dura un labial de larga duración?

Pusimos a prueba el Pro Longwear Lipcream de MAC para comprobar que tan larga es su duración

Soy de aquellas personas que se interesa más por los brillos o gloss que por los labiales de colores. Si bien, creo que un buen labial puede ser el centro del maquillaje y que unos labios bien delineados pueden hacer mucho por el rostro, me gusta la idea de estar constantemente aplicando brillo o repasando mis labios casi como un acto para evitar la ansiedad.

¿Labiales 24 horas, resistentes al agua, la comida e incluso al dormir? No gracias, no es mi producto ideal, y es por eso mismo que decidí ponerlo a prueba tanto a modo de desafío personal como para comprobar que tan “larga duración” son aquellos labiales que se auto titulan de esa manera. ¿El elegido? MAC Pro Longwear Lipcream.

 

 

8:30 AM, a punto de salir de mi casa me pongo una capa de labial y me dispongo a hacer mi día normal. Recuerdo haber probado un labial 24 horas de mi mamá hace tiempo, que si bien duró casi todo el día, tenía una textura desagradable y dura como si me hubiera puesto una capa de pintura de decoración sobre los labios y que no pude sacar con nada. El Longwear de MAC es bastante húmedo y te da la sensación de estar hidratada a todo momento, lo que me dió la sensación de traer puesto un  lip gloss de color  intenso y brillante.

 

 

Cerca de las 10:30 -hora a la que normalmente debo aplicar una nueva capa de labial- me ví al espejo y mi sorpresa fue enorme al ver que el labial se veía exactamente igual a como lo vi  en la mañana. Quizás con un poco menos de brillo pero con igual intensidad y aún con esa apariencia cremosa e hidratada.

Por supuesto luego de un rato se volvió una obsesión sacar el espejo y comprobar que después de hablar, comer, tomar agua o pasar inconscientemente mi mano por mi rostro - recordemos que no estoy acostumbrada a usar labiales de colores - el labial siguiera ahí.

 

 

Creo poder decir que luego de 6 horas empecé a ver un decenso en la intensidad. Si bien es gradual, luego de ese tiempo ya es necesario aplicar una nueva capa para obtener nuevamente el color de la mañana, pero aún así podría haber seguido todo el día con la capa inicial y habría tenido un toque de color igualmente.

Lo mejor es que no deja esas típicas líneas al borde de los labios. Suele ocurrir que algunos labiales se adhieren mejor a la piel del rostro que a la de la boca por lo que a medida que se va saliendo va quedando una línea que delinea los labios y que no da un look muy armónico, pero no es el caso del MAC Pro Longwear. Buena textura, buena duración, increíble apariencia y por supuesto y lo mejor, a un precio bastante accesible considerando que no es necesario aplicar más de dos capas al día.