In Real Life: Así Funcionan Los Tratamientos de Keratina

El cuidado del cabello es sin duda una de las grandes preocupaciones de toda mujer–y con el paso de los años, de los hombres también–. Y es que pareciera ser que encontrar la fórmula perfecta para mantenerlo sano, brillante y luciendo su mejor aspecto es parte de una ecuación difícil de alcanzar. En lo personal, mi problema siempre ha sido el frizz; ya sea con el cabello largo o corto, en invierno o en verano y usando el millón de diferentes cremas y tratamientos durante mi vida, el frizz ha sido siempre el enemigo que se niega a rendirse. Es por eso que hace un par de años llamó mi atención algo que prometía transformarse en la solución para mi y todas aquellas que damos una dura batalla día a día contra el desagradable extra volumen del cabello: la keratina.

 

 

Cabello con frizz antes del tratamiento con Keratina, foto de la autora.

 

 

Si bien, fue un boom en sus primeros años, por supuesto luego de un tiempo aparecieron los contras. Resequedad del cabello, del cuero cabelludo e incluso–para quienes se sometían al tratamiento constantemente–algunos problemas de salud por lo tóxico de los químicos. Entonces llegó el momento de crear algo nuevo, que mantuviera los efectos increíbles de la keratina pero sin el lado tóxico de los químicos, es así como apareció Uberliss.

Habiendo pasado por un tratamiento de keratina en el pasado, me lancé a la aventura de probar Uberliss, sobre todo, considerando las reseñas de personas que habían decidido cambiarse a esta “nueva keratina” con resultados más sanos. Así que con el terror y la adrenalina que siempre implica sentarse en el salón de belleza, llegué a Y Gallery Salon Soho–Ubicado en 180 Lafayette Street, New York–para tratar de convertir mi cabello en uno de comercial de televisión, o al menos algo cercano.

Me entregaron en las manos de Randy, quien por muchos años realizó tratamientos de keratina hasta que comenzó a afectar su salud–digamos que el hecho de tengas que usar una mascarilla mientras te aplicas el tratamiento da alguna pista de su toxicidad–hasta que la introdujeron a Uberliss, un producto que prometía los mismos resultados pero sin las tediosas consecuencias de la keratina. Hoy Randy es incluso educadora del tratamiento en Nueva York, y es considerada una de las mejores manos para aplicarlo.

Estuve 4 horas sentada ahí (aplicando los tres pasos del proceso) pero se sintió como una verdadera sesión de Spa. Ya el hecho de estar sin mascarilla y no tener que cerrar los ojos para no llorar–como en mi experiencia anterior con keratina–y el exquisito olor a menta de uberliss hicieron de esas 4 horas una experiencia agradable.

 

 

Cabello post tratamiento con uberliss, foto de la autora

 

 

¿El resultado? Mi cabello–luego de las 48 horas que tienes que esperar antes de poder lavarlo–estaba más suave y brillante que nunca. Es como aplicar una capa de salud a tu cabello, pero había una diferencia con respecto a la keratina. Si bien Uberliss eliminó mucho de mi frizz el efecto es menos liso. Quizás mi error estuvo en esperar el mismo resultado, pero aún así, el hecho de poder tomar mi cabello y luego soltarlo sin que queden marcas se siente como el paraíso. ¿Mi recomendación? Optar por uberliss es mejor para tu cabello en cuanto a su salud. Si lo que buscas es eliminar el frizz, entonces este es tu producto, pero si estás en busca de un liso perfecto, quizás debas buscar en tratamientos más potentes–aunque a mi parecer no vale la pena exponer al cabello a tal nivel de maltrato.