¿Cómo usar joggers? Aquí unas ideas.

Por mucho tiempo el jogger o pantalón de gimnasia, fue desvinculado completamente del mundo de la moda por ser lo suficientemente chic. Hasta Karl Lagerfeld se ha proclamado abiertamente en contra de esta prenda que solemos asociar con una tarde en casa, comiendo helado y maratoneando en Netflix. Es del tipo de ropa que usamos puertas para adentro porque bordea límites peligrosos con los pajamas, puede que no sea lo más agraciado del mundo pero es que son ¡tan cómodos! Aunque aún no es del todo socialmente aceptado salir a hacer las compras en nuestra ropa de dormir, mientras esperamos que ese día llegue hay una opción algo más apropiada pero no por ello menosconfortable.  

 

Estos pantalones se caracterizan por ser de telas livianas, tener cintura con elástico y un puño en la pierna que se ajusta al tobillo. Con la llegada del sporty chic como tendencia fuerte en las últimas temporadas, muchas marcas presentaron su versión del jogger en géneros como cuero o sus versiones más estilizadas y lentamente fue cobrando popularidad y poblando los closets de fashionistas del mundo que buscan comodidad y estilo.  En esta guía van a poder encontrar formas de incorporarlos a su armario.  

 

Si tu onda es más casual y urbana, los joggers te la hacen súper fácil. Puedes elegirlos como quieras pero un par en gris jaspeado con detalles en negro, es simple pero efectivo. Acompáñalo con una camiseta básica de algodón blanco, unas sleep-ons de animal print y una chaqueta de cuero para conseguir un outfit increíblemente cómodo y con toda la onda. También puedes ir un paso más y animarte a mezclar estampados cambiando esa t-shirt lisa por una rallada. Un messy bun en el pelo es el peinado ideal en este look descontracturado que puede llevarse fácilmente a cualquier lado. 

 

Si deseas animarte un poco más, opta por un crop top con una chaqueta de jean y unas booties. Vas a conseguir una mezcla de texturas interesante y divertida, sobre todo para los días de verano.  

Para aquellas que quieren incorporarlo en sus outfits laborales, tambien hay opciones! En lugar de ir por un par de algodón, puedes conseguir de seda o cuero. Combínalos con stiletos para estilizar la pierna y un blazer para conseguir una perfecta yuxtaposicion entre lo formal y lo casual.  

Recuerda que los accesorios en este caso suman muchísimo, las bolsas especiales, zapatos estampados y los lentes y sombreros pueden lograr pasar de un cinco a un diez sin esfuerzo. Para contrarrestar lo casual del pantalón, en la parte de arriba opta por telas mas lux- chaquetas de cuero, gamuza o denim son una buena opción. Mientras que las telas finas y livianas acompañan esa la simpleza de la prenda.  

 

Cuando se trata de estilo, no hay límites a lo que podemos lograr. Adaptar prendas de tendencia a tu estilo en lugar de incorporar todas tal cual salen en las revistas es mucho más sano y divertido. Deja volar tu creatividad y recuerda que para verse bien, no es necesario sacrificar la comodidad.