¿Quiénes Son Las Chicas de la Literatura Latinoamericana?

En primer lugar, ¿qué diablos es la Lat Lit?

Para responder a esa pregunta deberíamos hablar de la enorme comunidad de escritores jóvenes en lengua inglesa que desde 2010 vienen creando una nueva forma de comunicarse, escribir, editar y de concebir la literatura. Se trata, por supuesto, de la polémica Alt Lit, un movimiento que ha generado odios y amor por partes iguales, dada su novedad, su forma y su carácter no solo literario sino también lúdico. Una descripción demasiado formal, vale, cuando quizá habría sido más efectivo citar algunos nombres: Tao Lin, Noah Cicero, Steve Roggenbuck son algunos de los que más pueden reconocerse.

 

Desde mediados de 2014, sin embargo, la Alt Lit cayó en duda. Una serie de escándalos machistas para con sus miembros acabó por fragmentar al grupo y por desanimar a muchos de los lectores que confiaban en que esta generación dejaría a un lado los comportamientos sexistas que han acompañado históricamente las escenas culturales. Sin embargo, hay algo que muchos no tienen en cuenta a la hora de hablar de la muerte de la Alt Lit, y es que este movimiento no eran solo las tres cabezas visibles ya citadas, sino que sus voces más potentes, importantes e innovadoras siempre han sido las de sus mujeres: Ana Carrete, Megan Boyle, Gabby Bess, Lucy K. Shaw, Sarah Jean Alex-ander, Mira González, Jayinee Basu, Kendra Grant Malone, Joshua Jennifer Espinoza, Ashley Opheim o Chelsea Martin son algunos de los nombres de aquellas chicas que siguen luchando, escribiendo y publicando. Si seguimos confiando en la Alt Lit —o en como acabe denominándose todo esto— es porque confiamos plenamente en ellas.

 

El vómito de la nueva ola

Fue precisamente Ana Carrete la autora que empezó a establecer vínculos entre la nueva literatura anglosajona y la nueva literatura en español. Desde hace años ella dirige la revista New Wave Vomit, cuyo subtítulo siempre ha sido “El vómito de la nueva ola”, dando cabida a los artistas de habla hispana que ella conocía. Aunque nació en los Estados Unidos, Ana tiene orígenes mexicanos, y esto ha marcado un carácter muy especial en su obra. Pero el caso de Ana no es el único, pues en los últimos años un montón de autores de México, Argentina, Colombia, Perú o España se han preocupado por difundir y promover el estilo, los sueños y la manera de actuar de aquello que nuestros compañeros de habla inglesa venían haciendo. La antología Alt Lit, de Lolita Copacabana en Argentina, o los artículos y traducciones de Martín Rangel desde México y de Roberto Valdivia desde Perú son ejemplo de ello.

Precisamente fue el jovencísimo  poeta Roberto Valdivia quien en enero de 2015 escribió un artículo para la revista Poesía Sub 25 en el que por primera vez introdujo el concepto de Lat Lit. Desde 2012 hasta nuestros días es cada vez mayor el número de escritores en lengua española que han adoptado algunos de los códigos de la Alt Lit y los han reconvertido y modificado. Por eso Valdivia puede hablar de una Lat Lit, y por eso son cada vez más los proyectos que desde muy distintas partes del mundo están tomando forma alrededor de este concepto: las publicaciones de Revista TN, la editorial Malos Pasos, la antología Pasarás de Moda, de próxima publicación en Montea (México), el grupo de jóvenes escritores de Los Perros Románticos y otra lista infinita de revistas, blogs, Tumblrs o grupos de Facebook que están demostrando que nuestro idioma ha recogido el testigo de la Alt Lit de una manera bellísima y brutal.

 

Sí, hay mujeres

El mes de febrero de 2015 la editorial española Bartleby publicó Beat Attitude, una antología realizada por Annalisa Marí, dedicada a homenajear y rescatar a las aurotas olvidadas de la Beat Generation. Hay una lucha ahí. Hay una manera de posicionarse frente a los cánones y frente a la crítica sexista, para dar voz a quien tanto lo merece. Marí es de las que piensan que la Alt Lit, y por lo tanto la Lat Lit, tienen similitudes con la voluntad de la Beat Generation, y por eso se hace imprescindible y fundamental que desde el mismo inicio de estos movimientos se hable y se reivindique a sus autoras.

 

En nuestro idioma la nueva ola de autoras nacidas alrededor de 1990 es cada vez más potente. Poco a poco están creciendo voces que merece la pena seguir de cerca. Son autoras que han publicado pequeños libros, o que han participado en antologías. Algunas han traducido a autores de la Alt Lit, otras se alejan de ese estilo tan puro y han conseguido darle un giro a esa nueva sentimentalidad. Todas ellas tienen una vida activa en Internet y algunas incluso son líderes de opinión en sus respectivas redes sociales.

Hemos seleccionado a 10 de ellas, aunque bien podrían ser varias decenas más. Cuando miremos hacia atrás y recordemos qué pasó en la década de los 2010 con los escritores de la Lat Lit, no deberíamos tener la duda de mencionar sus nombres y sus obras. Leerlas hoy se hace necesario, leerlas mañana se hace necesario, leerlas, siempre, porque son deslumbrantes:

 

María Mercromina

(España, 1989)

 

En España se ha convertido en una de las blogueras más importantes, no solo gracias a su trabajo como poeta sino también como editora online y como coautora de No te Va a Doler, un proyecto feminista y sin pelos en la lengua. Sus opiniones sobre literatura son capaces de mover a masas. Además es traductora de portugués, y mantiene una relación muy productiva con jóvenes poetas de esa lengua.

 

Alexandra Espinosa

(Colombia, 1995)

 

La descubrimos gracias a un artículo de Didier Andrés Castro sobre la Alt Lit en español. Es una de las voces más importantes de entre los jóvenes autores colombianos. Apareció en la antología 1000 Millones.

 

Caterina Scicchitano

(Argentina, 1992)

 

Esta poeta e ilustradora argentina es autora del libro Be a Body. Traductora de Noah Cicero, entre otros, gracias a su blog ha conseguido hacerse un nombre y un hueco muy importante en la nueva ola de la Lat Lit.

 

Malén Denis

(Argentina, 1989)

 

Malén es argentina, pero ha vivido una temporada en Nueva York. Es autora de Buscar Drogas en Wikipedia, un libro sobre la soledad, el amor, y sobre sentirse extraño en este mundo hipercomunicado. Poemas como “Te Googleé para Sentirte más Cerca” son verdaderos himnos generacionales.

 

Alexandra Urbina

(Venezuela, 1991)

 

Autora del blog Post Lit. Sus reseñas, poemas y textos íntimos conectan de lleno con la estética de la Alt Lit. Aún no tiene libro publicado, pero puede considerarse junto a Carlos Colmenares Gil como una de las primeras autoras en promover este movimiento y este estilo en Venezuela.

 

María Yuste

(España, 1988)

 

Acaba de publicar Vida de Provincias en una editorial de Barcelona. Es traductora y periodista, y junto a Ainhoa Rebolledo, Vicente Monroy y Antonio J. Rodríguez es una de las pocas narradoras en español a la que podría considerarse Alt Lit. Otros dicen de ella que es una Joan Didion 3.0.

 

 

Xel-Ha López

(México, 1991)

 

Dedica poemas a sus gatos o a Marlon Brando. Escuchar sus vídeos en YouTube es alucinante porque recita de una manera muy bruta y especial. Se ha convertido en un icono gracias a sus poemas feministas y pop. Aparece en varias antologías nacionales e internacionales.

 

Arvelisse Ruby

(Puerto Rico, 1988)

 

Acaba de autopublicarse un fanzine titulado Fun for Now. Le gusta escribir, pero también dibuja y hace música. Actualmente vive en Brooklyn y es posible que muchos la conozcan por el que desde hace tiempo fue su pseudónimo: Lola Pistola. Su poesía recuerda a un diario adolescente, y escribe tanto en español como en inglés.

 

Constanza Gutiérrez

(Chile, 1990)

 

Constanza Guitiérrez también es narradora, y acaba de publicar Incompetentes, su primer libro, una historia generacional sobre un grupo de chavales que dejan los estudios y se enfrentan salvajemente al mundo.    

 

Fernanda Álvarez

(México 1996)

 

Ha publicado fanzines de poesía en la editorial Malos Pasos. Esta mexicana jovencísima es una chica 100% internet. Sus poemas y cuentos destilan una ternura y un sabor muy punk al mismo tiempo.