Con esta guía, conviértete en una experta en layering

Seguramente cuando éramos niños, nuestras madres nos hacían usar montones de prendas para el colegio y luego salíamos de casa con tanta ropa que moverse era algo realmente complicado. Hoy en día puede que nuestras madres no nos vistan pero ese problema persiste. Los días fríos llaman a usar capas y capas de ropa para mantenernos abrigadas pero la verdad es que el "layering" es todo un arte y no solamente algo que puede practicarse en invierno. Layering en ingles significa agregar capas, y aquí en contexto de tu atuendo. Ws una táctica imprescindible no únicamente para agregar abrigo, sino también dimensión e interés a tu look sea la temperatura que sea. Muchas mujeres temen lucir más grandes de lo que en verdad son cuando estamos agregando tela sobre tela, pero con los consejos adecuados puedes transformar esta desventaja en un canto a tus curvas y hacerte lucir más proporcionada ¿Cómo? Aquí una guía para convertirte en una experta en layering. 

 

1. Las prendas base 

Empieza por las prendas que van a ser base del outfit y van a agregar calor sin necesariamente sumar volumen. Los tank tops son excelentes, mantenlas ajustadas y sin mangas porque permiten más movilidad. Si hace mucho frió, puedes también agregar un par de pantys de nylon debajo del pantalón para un extra de abrigo.  Esto va a ser tu canvas, desde aquí vamos a construir lo demás. 

 

2. Las opciones 

Lo bueno del layering es que las opciones son infinitas e ideales para jugar con tu creatividad y ponerla a prueba. Este es el momento para decidir cómo quieres el outfit: ¿monocromo, mezcla de estampados, de texturas, de proporciones? todo depende de lo que tengas a tu disposición en tu closet, tu estilo y claramente para qué quieras usar dicho look. No es lo mismo algo para ir a la oficina, que para salir a bailar o a hacer mandados.  

 

 

3. La parte de arriba 

Por lo general, las capas ocupan la mayor atención en la parte de arriba del outfit, lo importante es juntar las prendas de tal manera que estés cómoda y no se cree mucho volumen.  

 

Sobre el cami o tank top, puedes agregar por ejemplo una camisa. Las camisas son ideales porque nos dan decenas de combinaciones posibles. Sobre ésta suma un sweater o cardigan finito de manga larga, queda muy bien si los puños y el cuello de la camisa sobresalen y más aún si es estampada.  ¿Qué tal agregar una camisa sobre un turtle neck? es inesperado e interesante.  

 

Aprovecha para jugar con el largo de las mangas. Sobre una manga larga, puedes agregar una tres cuartos como por ejemplo un sweater de tejido grueso, así como también los chalecos que van perfecto sobre una chaqueta o un jumper.  Si quieres tener el efecto de la camisa pero sin el volumen incómodo en los brazos, puedes optar por una sleevless y usar el cuello como detalle.   

 

Cuando se trata de juntar abrigos , lo que tienes que tener en cuenta es el grosor y las proporciones de las prendas. Si todas tus prendas terminan en la cadera, es mejor que la última capa también lo haga. Es cuestión de ensayo y error, lo que te favorezca, te sea más cómodo y te siente mejor. Prueba una chaqueta de cuero o de denim con un jumper abierto con capucha, es un look urbano y deportivo pero al mismo tiempo agrega dimensión por mezclar telas y texturas.   

 

4. La parte de abajo 

Si bien el mayor trabajo está en la parte superior del conjunto, la inferior no debe ser descuidada. Puedes optar por un simple par de skinny jeans o ir más allá. A tus vestidos de verano le puedes agregar todo lo anterior para que éste funcione como falda.  Sobre tus pantys negras, agrega unas de lana por arriba de la rodilla y luego unas botas altas. Consigues tres niveles distintos, en tres materiales distintos y un gran interés visual además de calor. Si no eres friolenta, sobre las mismas pantys semi-opacas, unos soquetes con volantes y zapatos oxfords, te darán un look romántico y femenino. Lo bueno de las medias es que hay de muchos colores, estampados y tramados distintos con los que puedes jugar y coordinar tu atuendo sin pasar frió. 

5. ¿y en el verano? 

¡No desesperen! Esto puede aplicarse cuando hace calor, simplemente hay que optar por géneros más livianos y obviamente menos prendas. En estos meses los tipos de escote son muy importantes, un escote en V profundo puede mostrar por debajo un cami con detalles de encaje, o un lindo bralette queda perfecto con un top off-the-shoulder que van a ser furor próximamente. A tu graphic-tee favoríta, súmale una camisa de chambray o escocesa, y déjala abierta, es fundamental el color, ya sea un juego de neutros o de contrastes. Para lograr un conjunto más complejo a la vista, prueba un chaleco de cuero o de jean, lo mismo una camisa amarrada a la cintura, te recomiendo que te familiarices con la regla de la tercera prenda si es que aún no la conoces.  

 

 

6. Tips finales 

  • Como siempre, los accesorios son muy importantes para dar el toque final al conjunto, en el caso del layering los cinturones delgados van a ser tus mejores amigos si quieres destacar tu cintura y verte más ceñida.  

  • Busca inspiración.  Hay que agradecer que en nuestros tiempos no sólo podemos recurrir a las revistas de moda para buscar ideas, sino también a cuentas de instagram, tumblrs, portales o blogs.  ¡La web está llena de ideas! 

  • Atrévete a tomar riesgos. Muchas veces animarnos a más nos puede aterrador, pero para conseguir un estilo propio impecable, es animándose y cometiendo errores. Probando que nos queda mejor y que no nos gusta, tomando riesgos y perdiendo el miedo a nuestro propio cuerpo.  

 

 
  

Para leer un poco más del trabajo de Lessie, puedes visitar su blog o seguirla en Instagram