Holy Sweat!

Estamos rascando el fin de año y seguramente una de tus doce uvas tiene la encomienda de decirle a la lonja “Hasta la vista baby”. Los gimnasios se abarrotan de morras que quieren aprovechar esos descuentos en la inscripción porque ya se vieron echando tiros en la playa el verano siguiente. 

Pero cuando llega el tan ansiado primer día de entrenamiento, abrimos el closet y fuck no!... no tenemos nada que ponernos. Es aquí donde nos enfrentamos a nuestras peores pesadillas. Y digo pesadillas porque para todas aquellas que vivan en el engaño; temo decirles que los leggings NO son para hacer ejercicio. De hecho, hay muchas prendas que nos ponemos cuando vamos a jalar que aparte de verse totalmente fuera de lugar, no son las adecuadas para nuestro cuerpo. 

Hacer ejercicio significa sudor y las rutinas por más sencillas que sean nos exigen ropa que nos permita movernos. Si nadie en su sano juicio iría con crocs al antro, ¿Porqué habría de parecerte lógico llevar brassiere de encaje a clase de spinning? Aparte de que terminarás adolorida por la turbulencia bajo tu blusa, esos pants de resorte en la cintura que gritan desesperadamente ¡Quémame!, guardarán tanto calor que te podrán provocar hasta irritaciones. 

Pues para que abraces ese nuevo estilo fitness como se debe, te paso una lista de la ropa deportiva más cool que le dirá quítate que ahí te voy a todas las mamirriquis del gym.