Cómo Usar Conjuntos Monocromáticos

Una de las nuevas tendencias es la del outfit monocromático, domínalo como una campeona y resalta entre la multitud.

A menudo vemos en las revistas o en las pasarelas conjuntos de un solo color (o distintos tonos del mismo), esta es una de las formas favoritas que tienen los estilistas de presentar la ropa ya que se ve limpio, prolijo y súper chic. La tendencia de los outfits monocromáticos está cada vez más presente en la calle y aunque puede parecer intimidante es posible de lograr en el día a día siguiendo algunas reglas simples.  

Si el color no es lo tuyo, o aún no te animas a tanto y prefieres ir dando pequeños pasos, puedes empezar por usar un conjunto enteramente negro. ¿Cómo hacer para que no quede aburrido y plano? la respuesta es fácil: texturas. Y esto aplica a todos los colores, pero principalmente al negro, ya que evitas verte como una masa de oscuridad sin forma. 

 

La clave principal para usar un único tono, es jugar con varios tipos de tela, proporciones y texturas. Mezclando tejidos con cueros, terciopelos con encajes, prendas holgadas con ajustadas, cortas con largas. Usando colores es más fácil porque podemos aprovechar distintos tonos y conseguir el mismo efecto.  

 

 

Esta tendencia se ve más en los meses de frío porque funciona mejor cuando se manejan distintas capas, agregando dimensión y profundidad al look.  Aprender a manejar el color sirve para resaltar u ocultar partes del cuerpo, los colores oscuros achican y los claros agrandan, además, usar un solo tono crea una línea de continuidad desde la cabeza hasta los pies sin cortar la silueta, alargándola y dando el efecto de una figura más alta y delgada.  

 

 

Para invierno, aprovecha tonos ricos como el vino, los verdes y los azules. Los neutros como el camel, blanco y crema también están In para esta temporada y obviamente, los clásicos de siempre: Negro y gris.  Para verano y primavera, los pasteles y colores saturados como rosas, naranjas y rojos son tus mejores aliados.  

 

 

La forma más fácil de empezar a incorporar este trend es con un traje de saco y pantalón, pero en lugar de usar una camisa o top de otro color, seguir con el mismo.  También puedes ir por un vestido y abrigo y por supuesto, acuérdate que los accesorios suman mucho. Un sombrero, pañuelo o collar que llame la atención, van a cerrar y atar el conjunto.   

 

 

Verás que es cuestión de buscar en tu armario cosas que ya tengas y animarte.

 

Para leer un poco más del trabajo de Lessie, puedes visitar su blog