El regreso del drama: John Galliano y su nuevo paso en Margiela

Maison Martin Margiela Spring Summer 2015 Couture

En esta no tan grande industria el paso de un diseñador por primera vez en una marca como director creativo causa una infinidad de expectativas y cuando éste diseñador fue retirado de la industria lleno de escándalo la espera y expectativas causan aún más furor.

 

Londres por la tarde, un edificio de oficinas cerca del Palacio de Buckingham, lugar donde John Galliano eligiópresentar su colección debut para Maison Martin Margiela; pequeñas sillas blancas acomodadas a lo largo de un “industrial style”, suelo de acero y al rededor de 100 asistentes, nombres como Christopher Bailey, Jasper Conran, Alber Elbaz , Manolo Blahnik, Paolo Roversi, Tim Walker, Nick Knight, Craig McDean y por supuesto Kate Moss, todos ellos para presenciar uno de los acontecimientos que definitivamente marcaran la moda éste año.

 

Martin Margiela es un diseñador que eligióla invisibilidad como su marca registrada, mientras que Galliano es uno de los diseñadores con más alto perfil a su edad y un hombre que le gusta experimentar con su propia imagen. Éste primer show fue exactamente lo que podría haber esperado con el choque de ambos. La deconstrucción y los principios de la sastrería, el salvamento y la restitución del lujo.

 

Una colección con 26 looks, siluetas sobrecargadas pero con la armonía característica de la ostentación de Galliano, perfectos blazers negros, trajes sastres y vestidos que tienen toques de deconstrucción que han caracterizado desde sus inicios las prendas de la marca, un vestido de terciopelo rojo de cuello mandarín y plataformas, sombreros y maquillaje cargado. No es una colección destinada a recoger pedidos pero si el inicio de una nueva historia entre el diseñador británico y un minimalismo lleno de lujo.