Aprende a Mezclar Estampados Como Campeona

Te compartimos algunas guías que se pueden seguir para lograr un conjunto armónico y estéticamente agradable.

¿Cuántas veces escuchamos a alguien decir, "los lunares no van con las rayas" o "en la moda hay reglas y los estampados no se mezclan"? Así cómo en un tiempo los zapatos debían combinar con la bolsa y el cinturón, los estampados no se podían mezclar. Pero en los tiempos que vivimos, cada uno hace sus propias reglas y no hay nada que "no se pueda" hacer.   

Sin embargo hay algunas guías que se pueden seguir para lograr un conjunto armónico y estéticamente agradable. Antes de multiplicar, debes saber sumar, ¿verdad? en el styling pasa lo mismo. Antes de aventurarte a combinaciones complicadas como las que vemos en las revistas, debes dominar lo básico, mezclar estampados va a darle interés y complejidad a tus outfits, y aunque puede sonar intimidante, no lo es tanto. 

Color

Para empezar, como siempre hablemos de colores. La forma más fácil de usar dos patrones distintos es siguiendo la misma paleta . Trabajar con la misma familia de colores va a darle unidad a dos estampas separadas, puedes empezar siempre por blanco y negro ya que es un dúo que nunca falla ni pasa de moda. En este caso, es mejor mantener los accesorios neutrales o para darle ese pop y que resalte, puedes optar por un  algún color brillante.  

 

Proporción

Otra cosa muy importante es la proporción de los estampados en cuestión, alguno de los dos debe ser predominante del otro. Es decir, uno más grande y uno más chico: como por ejemplo, un floral fuerte con unas rayas finitas. También pue servir para usar el mismo print en distintas escalas.  Visualmente hay uno más imponente que el otro y eso es lo que le da armonía al look.  

 

Unidad

Cuando tenemos dos patrones que parecen crashear, el secreto está en tomar una prenda de algún color en común y usarla como unidad. Sea una chaqueta o una falda, debe ser sólida y lisa para darle coherencia al todo y unirlos . 

 

Geometria

Usar dos estampados de la misma familia es un recurso muy útil, es decir, cuadros con cuadros, escoces con escoces o lunares con lunares. Ambos patrones pueden ser iguales en forma y tamaño pero en colores invertidos, por lo que el ojo los va a asociar dentro del mismo grupo. Acá los accesorios tienen un papel muy importante ya que es lo que hará que ambos acuerden entre sí.  Aprovechate del uso de cinturones para marcar y separar uno del otro pero al mismo tiempo juntarlos.  

 

Comodines

Los estilistas tratan a las rayas como un neutro, realmente quedan bien con cualquier otro estampado. Cuando tengas duda con que usar esa falda etnica o bulgara, las rayas son el camino a seguir.  

 

Contraste

Diviertete y juega con colores contrastantes en el mismo patrón o dos que sean complejos por si solos como escoces con animal print. Esto es mas complicado y lleva práctica pero el resultado final es un look edgy e interesante a la vista. Lo divertido de esto es que con los complementos puedes pasar de algo preppy a punk solo con cambiar el calzado.  Si no te animas a ir Full on, úsalos en dosis pequeñas, camisa escocesa con zapatos de leopardo y manteniendo todo el resto neutral.  

 

Realmente no hay limites en lo que se pueda lograr, es cuestión de jugar, probar una cosa con otra, animarse a salir de nuestra zona de confort y darle riendas a la creatividad.  

 
 

Para leer un poco más del trabajo de Lessie, puedes visitar su blog