Entre libros, música y ropa: La moda mod sigue vigente

 

 Corrían los últimos años de 1950, y en todo el mundo el ambiente de la post guerra había dejado a su paso un ánimo de cambio. Fue justo en esa época cuando en Inglaterra, un grupo de londinenses comenzaron a destacar por su peculiar gusto por el jazz moderno; seguramente ya se imaginan de donde proviene su nombre. 

 

A partir de ese momento, comenzó a forjarse una nueva subcultura que alcanzó su auge a mediados de los 60 cuando el término Mod fue usado como un símbolo poderoso de todo lo que era nuevo y emocionante. Jóvenes, rebeldes y hedonistas, los modernistas eran intelectuales y leían a los poetas beat y a los escritores existencialistas, también comenzaron a escuchar R&B, ska y soul, música que marcó por mucho su estilo de vida.

 

Si bien los mods fueron evolucionando al punto de desarrollar diversas corrientes, la estética en general tomó como bandera el logotipo de la banda inglesa The Who, la motoneta como medio de transporte ya fuera Vespa o Lambretta y las parkas como un indiscutible abrigo que dejaba oculto su impecable traje estilo italiano hecho a la medida, combinado con unos zapatos de bolo. Fred Perry era su marca favorita.

 

El papel de la mujer comenzó a tomar importancia a medida que la popularidad de ésta subcultura fue mayor. Mary Quant se volvió una referencia por hacer uso de la minifalda en sus diseños, Twiggy se convirtió en la musa de la década y las chicas se caracterizaron por usar chaquetas de Madrás, niquis italianos de nylon y las rebecas de punto. Llevaban trajes de falda y chaqueta, también usaron pantalones, algo que supuso toda una revolución, siendo sus preferidos los de chico.

 

Por alguna razón los mods siempre encuentran el camino de regreso a la escena, si bien su lema “avanzar y aprender” es una constante, diferentes épocas han visto su resurgimiento: finales de los 70´s con el lanzamiento de la película Quadrophenia, en los 90  con bandas brit como Oasis, Blur y Ocean Colour, incluso en la actualidad con la necesidad de rememorar el glamour del pasado, los vemos presentes en pasarelas y street style.

 

Top shop ha creado su colección mod girl para este FW2015, que puedes encontrar en su página web.

Massimo Dutti en una de sus imágenes de campaña Fall 2015 muestra un estilo claramente mod. También podemos ver en Fendi y Bottega Veneta elementos que nos hacen recordar a ésta subcultura. Por otro lado, Prada repleto de trajes sastres y líneas rectas hacen honor a las mujeres modernistas de la época.

 

 

Inspírate en el glamour del pasado y crea un look súper chic.

 

 

 

 

Texto por Sigrid Cardenas Mimendi.