The strength of Céline woman.

Desde hace un tiempo Céline ha estado en mi radar y temporada tras temporada me impacta más, es una fuerza visual desde el 2012, donde lo artesanal se movióa lo minimalista, y lo minimalista tiene otro código que no es la mujer Jil Sander; era nueva y de pasos grandes, la mujer Céline de Phoebe Philo, era un minimal fuerte y lleno de femineidad. Piezas claves y de un lujo extraordinario que haría que cualquiera quisiera vaciar su cuenta de banco.

 

Cómo no es de extrañarse cada gran marca tiene su musa, Philo ha puesto durante seis campañas a Daria Werbowy pero en éste cercano Spring/ Summer ha dado un gran salto de nuevo, haciendo que la iconica autora estadounidense autora de Slouching Towards Bethlehem, Joan Didion aparezca con un suéter de cuello alto negro, gafas negras y un gran collar colgante de oro. No sólo es la mirada de un retroceso en el vestir a sus días como una joven escritora, es una prueba de que al igual que Didion, este uniforme de clásicos reducidos al mínimo, tiene una frescura y un gran estilo que no se marchita.

 

Las fuerza de la mujer Céline es más que un uniforme, es la respuesta de las referencias más limpias que Phoebe Philo como diseñadora ha dado a la marca y la conexión con su nueva musa es lo que me han llevado a enamorarme aun más de la sencillez; no es de extrañarse ver a Daria como una mujer de los años 70’s montada en un corvette blanco al lente Juergen Teller y que parezca una de la viejas fotos de Didion, es un pequeño homenaje disfrazado.