La Moda Post-Atómica de Yohji Yamamoto

El estilo de moda post-atómica le pertenece a Yohji Yamamoto. Reconocido por su estética avant-garde, el diseñador japonés se volvió mundialmente reconocido a principios de los ochenta por sus aportaciones totalmente fuera de lo común en las pasarelas, sorprendiendo al público durante ininterrumpidas décadas.

Su historia comienza en Tokio. Tras la muerte de su padre en la Segunda Guerra Mundial, decide estudiar derecho en la Universidad de Keio, pero las leyes le resultaron monótonas y fue su madre quién lo acercó al taller de costura. En 1969 decidió estudiar moda, ganando posteriormente varios reconocimientos, mismos que lo ayudarían a trasladarse a París. Su primer colección vio la luz en 1976 y resultó un gran éxito gracias a sus diseños extravagantes y fuera de toda tendencia, mismos que le abrieron las puertas a su primer desfile en París Fashion Week, junto con Rei Kawakubo, cuando ella apenas lanzaba Comme des Garçons, donde se conocieron y comenzaron una relación amorosa. Si hubo una power-couple antes de Beyoncé y Jay-Z, fueron Yohji y Rei.

 

Yohji Yamamoto y Rei Kawakubo

 

Probablemente sus vínculos más fuertes eran que ambos estuvieron en la misma Universidad – Rei estudió Letras – y eran hijos de madres trabajadoras, lo cual tambén creaba cierta competencia en la pareja. Había algo faraónico en el glamour que proyectaban, caminaban de la mano con un aura soberana de saberse la nueva escuela del diseño Japonés, pero aunque polos similares se repelen, ellos embonaron a la perfección por sus patrones, líneas, y cortes irregulares, que rompieron todo paradigma de la alta costura occidental. La relación terminó a principios de los noventa, cuando ambos estaban en el pináculo de sus carreras, y él lanzando su colección Yohji Yamamoto Homme.

Yamamoto era ya una anomalía en el mundo de la moda, siempre quiso romper las reglas, y a menudo comentaba que, “la perfección está en lo diabólico”. Cierto es que sus diseños exhuberantes, de siluetas fuera de proporción, variedad de texturas y regularmente en tonos oscuros, poco a poco fueron influenciando a los que ahora se consideran como los punks, o los rebeldes de la moda como Vivienne Westwood y Alexander McQueen.

 

 Yohji Yamamoto FW Ready-to-Wear 2015. Foto: Style.com

 

Su trabajo se volvió familiar para los consumidores gracias a sus colecciones innovadoras de prêt-à-porter, y sus colaboraciones con grandes marcas como Adidas, Y-3, la más significativa y aplaudida en su carrera. Casas de alta costura como Hermés, Mikimot y Mandarina Duck, y artistas del calibre de Tina Turner, Sir Elton John, Placebo, y Heiner Müller, también participaron en repetidas ocasiones con el diseñador.

Lamentablemente, no todo fue un campo de rosas para Yohji. En el 2009, tras una mala administración de sus finacieros, la marca se enfrentó a una deuda de 65 millones de dólares, y no fue hasta Noviembre del siguiente año que la firma Integral Corp, salvó la compañía de una posible bancarrota. Como parte de su filantropía, creó Yohji Yamamoto Fund for Peace, una fundación que ayuda a los diseñadores de bajos recursos en China y Japón. Cada año, un diseñador es acreedor a una beca de dos años en diseño de moda, ya sea en Japón o en Europa, y un modelo (hombre o mujer) procedente de China será seleccionado para su debut en una de las colecciones de Yamamoto en la temporada prêt-à-porter de París.

 

Yohji Yamamoto Homme, SS16. Foto: Style.com

 

A sus 71 años, Yohji sigue activo. Su más esperado evento es Showspace, en el Live Archives Museum de Londres, una exhibición de más de 60 piezas del autor que recuentan la historia de toda su carrera profesional a través de sus creaciones, y dada su obsesión por el movimiento, las piezas serán montadas sobre modelos reales. Ésta no es la primera vez que sus piezas van a dar a un museo, ya lo han hecho más de 50 veces.

 

"La moda suspira ante las tendencias, Yo busco elegancia atemporal" Yohji Yamamoto

 

El artista se considera siempre inconforme y enojado para así, poder hacer un verdadero arte en sus prendas que hagan cuestionar los parámetros sociales en los que vivimos. Yohji siempre será el patriarca de la moda futurista contemporánea y el poeta del negro.