El Videoclip De “A Love Song” De Ladyhawke, Recopila Lo Mejor De Los Años 90´s.

Demasiada Nostalgia

Con el clima cálido a la vuelta de la esquina, la caza anual de la canción del verano ha comenzado oficialmente. Cue Ladyhawke, la cantante australiana que reside en Los Angeles, basa su música en el princess electro-pop, gracias al se ganó nuestros corazones con su clásico sencillo: “Paris in Burning”.

Ahora con “A love song” -un brillante himno del synth-heavy el cual tiene más ganchos que una convención de cosplay de Peter Pan- ha logrado demostrar que su éxito inicial no fue una casualidad. El próximo 3 de junio sacará su tercer álbum “Wild Things”, del cual se desprende dicho sencillo. 

Pero en definitiva lo mejor de la canción como tal, es el videoclip que la acompaña, ya que es un poema en luces neón de los años 90´s; la idea es simple: un día común en una tienda de videos, el cual toma un giro inesperado cuando un visitante especial deja una cinta VHS (¿los recuerdas?) marcada con el título “A love song”.

“Ella lo pone en el reproductor de video y aparece cantando en la pantalla”, explicó Ladyhawke cuyo verdadero nombre es Pip Brown. "A partir de ese momento todas las personas que caminan por la tienda se enamoran. Fue un rodaje muy divertido dirigido por himnos juveniles y todos los extras eran increíbles, y fue muy divertido trabajar con ellos" agregó.

El video fue filmado en una tienda de alquiler de videos en Londres, el cual ya se hizo un punto de referencia histórico nacional, con justa razón. Ve el video descrito como maravillosamente nostálgico.