HINDS (fka Deers): Música despreocupada y divertida

Es increíble la oleada de bandas nuevas, sobre todo de proyectos chicos, que tienen la necesidad de transmitir emociones, contar historias y hacer que la música sea la mejor compañía.

Esa es la primera impresión que tuve de Hinds – antes conocidas como Deers– una girl band madrileña que no tienen nada que reclamar a las actuales agrupaciones tan alabadas de mujeres.

Ana García Perrote y Carlotta Cosials (apenas se integraron Ámber y Ade en bajo y batería) están arrasando en su país natal, en la escena anglosajona —cantan en inglés y bastante bien— y hasta han sido teloneras de los mismísimos The Libertines.

La banda lo tiene todo para que hasta el más escéptico caiga en sus redes. El 2014 ha sido su año: ha llegado a escenarios internacionales y ha sido reconocida en medios británicos como la revista NME, sin olvidar que sus integrantes son guapas, y su outfit de t-shirts, jeans y ponytail las hace lucir sencillas y simpáticas. Sólo se necesita ver un concierto de ellas para terminar enamorado.

Fue con el video para“Trippy Gum”, que se desprende de su DEMO, que conocí al grupo.Llamó mi atención por ser un lindo y sencillo material audiovisual donde Ana y Carlotta comen pizza con una pantalla de fondo blanco detrás de sí. La canción es un reflejo del estilo garage / lo-fi del antes dueto.

Su música es divertida, relajada y con vibras que hacen olvidar por un momento los problemas; música despreocupada y divertida que invita a mover la cabeza.

Influenciadas por bandas como Black Lips, MØ, The Velvet Underground, Thee Oh Sees y Mac DeMarco, sigue costando aún trabajo definir a Hinds, aunque se puede decir que no son un hype más.

Y es precisamente por eso que, después de haber lanzado “Castigadas en el Granero”, Hinds ahora comparte un nuevo y melódico tema llamado “Between Cans”, una muestra que viene a complementar BARN, con tonos bajos y armónicos.

 

La banda se presentará el próximo año en el SXSW, y ojalá que México sea una parada primordial en su tour.

 

Hinds no escatima esfuerzos para dar la vuelta en varios países y festivales de música. La idea no es sólo lograr un mayor número de fans, sino terminar de establecerse como una buena banda internacional, un atractivo auditivo, porque cuando las palabras fallan, la música habla.