FUNKY ELECTRIC PARTY

¿Que sucede cuando juntamos a dos hermanos y un amigo de años, en conjunto creando beats y combinando diferentes instrumentos como el saxofón, y demás instrumentos tradicionales para crear música funky?

Foto: Esteban Calderón

Logramos ser los mejores amigos de Giancarlo y Aldo Fragoso, que antes de ser Telefunka, comenzaron siendo solo ellos dos. “Yo tocaba antes en otros proyectos y fue cuando mi hermano Aldo decidió explorar la música y lo invité a tocar”, nos comenta Giancarlo mientras estamos sentados en una terraza. “Comenzamos creando loops con una caja de beats y metiendo sonidos de saxofón, logrando versiones de canciones que nos gustaban muy a nuestro estilo. Nos hacíamos llamar Los Hermanos Brothers y tocamos en algunos lugares con Zurdok y Jumbo, y era algo mas rock a lo que es el sonido actual de Telefunka”.

 

Telefunka siempre ha sido un proyecto donde los hermanos y sus mas cercanos amigos, se vuelven uno y comienzan a grabar música con tintes funk, disco y electrónica como si Daft Punk hubiera mandado a su hermanos a regalarnos un buen rato con música del estilo. “Al principio nos invitaban a lugares muy del estilo lounge, y comenzamos entonces a crear música mas inclinada a este tipo de lugares. Es entonces cuando nace la versión de Bésame Mucho, y aquí fue donde Telefunka comienza a crear su sonido”.

 

La vida de Giancarlo inclinada a crear canciones no siempre fue primera opción, sin embargo, el camino de la vida lo llevó a trabajar en esto. “Nunca imaginé que fuera a estar trabajando en el medio de la música, ya sabes… Terminando la preparatoria no sabía realmente que hacer, y fue cuando recién llegué con mi familia a Guadalajara y encontré una escuela de música. Me postulé para la carrera y me aceptaron y siempre me llamó el arte, pero no pensé que iba a acabar aquí, y al poco tiempo firmé con una banda noventera llamada La Dosis, y fue cuando comencé a dedicarme a esto, y ha sido mi modus vivendi”.

 

Ahora Telefunka son los hermanos en conjunto con John Zohlo, y ellos no componen de una manera bastante “normal” y al parecer, es algo que les ha funcionado muy bien. “Cada quien se clava en trabajar en ciertos tracks o pequeñas canciones, entonces cuando llegamos al estudio, soltamos todo en la mesa, de ahí escogemos que es lo que nos funciona y comenzamos el proceso de producción de estas canciones. Así fue como terminamos este último disco”. Telefunka no es una banda común. Han estado tocando con una banda sinfónica de más de 20 integrantes, acoplando su sonido a una orquesta, y han tenido colaboraciones con íconos de la música en Latinoamérica como Gustavo Cerati (Q.E.P.D.) a los cual Giancarlos nos comentó: “Fue una experiencia bastante dura ahora que recibimos la noticia, pero siempre le vamos a agradecer el trabajo que logramos con el. Fuimos a Buenos Aires y no conocíamos a muchas personas, pero poco a poco comenzaron a llegar colaboraciones como Lolo de Miranda y algunos de Bajo Fondo, e incluso Babasonicos, y por una amiga en común, se dio el conocer a Gustavo y salimos con el un par de veces; a el le encantó nuestra propuesta e incluso bromeó un poco con nosotros sobre nuestro sonido, puesto que sonaba a una fuerte influencia de Soda Estéreo, fue entonces cuando aceptó participar en esta canción que realizamos. Nos puso la condición de grabar este tema en su estudio, y llegamos y estábamos impresionados, y mas cuando vimos que estaba toda la agrupación con la que tocaba en vivo, y fue una experiencia que no caminamos por nada. Ahora todos somos muy amigos, y cada que vino Gustavo nos buscaba para salir y convivir todos como una familia”.

 

A pesar de llevar un sonido muy contrario al rock, Giancarlo recuerda el momento de cuando compró su primer disco. “Fue cuando tenía como 11 o 12 años, y nos habían dado dinero a mi y a mi hermano, y fuimos a comprar Condition Critical de Quiet Riot”. Telefunka se encuentra en un buen lugar para lograr una expansión musical y crecer, quizás, mas allá de lo que en años pasados ocurrió, y eso es algo bastante duro de superar. Sin embargo ellos no pierden el suelo sobre esta situación. “Nos gusta pensar en lo que esta pasando en el día a día, ya que sin disquera y sin agencia es algo complicado planificar el lanzamiento de un disco. Afortunadamente, ahora estamos recibiendo ese apoyo, entonces es momento de empezar a organizarnos para lanzar el disco y presentarlo como debe de ser”. Poco después de esta platica comenzamos a conversar sobre el cigarro y la censura que ahora tiene este elemento en la vida diaria, y fue cuando nos dijo: “El disco que me encanta y me hubiera gustado hacer algo del estilo, fue el primer disco de Justice”.