#ThisIsPlus, la campaña necesita la diversidad dentro del Plus Size

Estamos de acuerdo en que la industria de la moda se ha diversificado y comenzado a abrir puertas a distintos tipos de cuerpos, pero en ciertas ocasiones pareciera ser que la única manera de llegar a integrar algo a la “norma” fuera pasar en primer lugar por el extremo. De esto se han dado cuenta miles de personas en el mundo que están luchando por demostrar que el término Plus Size sirvió en un comienzo como caballo de batalla para abrir los ojos al mundo sobre la real situación a la que la moda exponía el cuerpo humano, pero con el paso del tiempo se transformó en nada más que otro canon de belleza. Así fue como sin darnos cuenta todo estaba dividido otra vez entre las modelos skinny y las plus size, pero hay quienes aún creen que no es suficiente. ¿Por qué? Aquí les explicamos.

Uno de los grande problemas de la industria Plus Size es que comienza desde una talla muy baja. En ese sentido, mujeres del mundo caemos en esa categoría si usamos talla M o 38 hacia arriba. Es por lo mismo que la blogger Katt Cupcake, de A Curvy Cupcake decidió comenzar una campaña a través de Instagram bajo el hashtag #thisisplus, demostrando que incluso la búsqueda de la diversidad no ha logrado más que crear un nuevo paradigma sobre los permisos del sobrepeso.

Así es como mujeres de todo el mundo que no se sienten para nada identificadas con las propagandas tradicionales ni con las Plus Size (como #PlusIsEqual o #StyleHasNoSize) han comenzado a publicar sus fotos demostrando que si bien aplauden la apertura que hace unos años se viene forjando, aún quedan muchas que no han sido consideradas. 

Hasta el día de hoy, las modelos Plus Size aún deben encajar en un cierto parámetro: sobre los 1,70 metros, forma corporal de pera, rostros delgados y en general de tez clara. Sí, en comparación a un par de años atrás es un gran avance, pero quizás ya es momento de dar un empujoncito a la industria a comenzar a ampliar esa iniciativa e incluir a comunidades de color.