Ryan Phillippe

DOMINÓ A FINALES DE LOS NOVENTA Y SIGUE CONQUISTANDO A UNA GENERACIÓN

La cultura popular –o llamada de manera coloquial pop culture– ha marcado a personas e invadido la moda, música, léxico y demás. Las eventualidades y personajes míticos que figuran en esta cultura se han convertido en el elemento primordial que permite la identificación de toda una generación.

 

Ryan Phillippe es uno de los actores más influyentes que conquistó el cine a finales de los 90. Con Peinado rubio ondulado y todo un enfant terrible, se destacó como parte del petit comité de Hollywood. Dos décadas después, Ryan sigue creciendo junto con toda una generación: “Nunca me vi como un icono del cine. Yo solo hacía lo que me gustaba y seguía mi camino. Fue hasta años después que supe el peso que tuvo mi actuación en la cultura popular. Por ejemplo, este 2015 se estrenará un remake de la película Sé lo que Hicieron el Verano Pasado y siento que han pasado los años. Además en Los Ángeles, hay una puesta en escena de Juegos Sexuales. Y en el Festival Internacional de Cine de Berlín se presentó 54: The Director’s Cut. Es muy gracioso ver el regreso del trabajo que hice hace dos décadas”. Y en cuanto al legado de este trabajo: “Es sorprendente. Cuando uno está participando en estas películas, no tiene idea del impacto que el personaje dejará en la historia. Uno solo quiere consolidar una carrera, pero claro que entiendo el impacto que deja nuestro trabajo. Yo recuerdo que de niño veía películas una y otra vez, y éstas me marcaron por vida”. Sebastian Valmont –malévolo personaje de Juegos Sexuales interpretado por Ryan– estremeció a jóvenes y presentó una de las tramas más originales al cine de finales de los 90: “En cuanto a Juegos Sexuales, hay gente que aún considera la película como favorita y sigue hablando de ésta. Y jóvenes siguen descubriéndola. Sin duda, algo que hasta la fecha me sigue sorprendiendo.”

 

Más allá de frases celebres, famosos personajes y eventos memorables, la cultura popular también aporta al tejido social. La serie de televisión norteamericana One Live to Life fue la primera en mostrar un joven homosexual en televisión abierta. Ryan Phillippe interpretó a Billy Douglas, el primer personaje gay en la historia de la televisión de Estados Unidos: “Billy fue un personaje que existió mucho antes que personajes y series como Will & Grace. Y todo esto estaba sucediendo en televisión abierta. Yo solo tenía 17 años de edad cuando interpreté a Billy. Y junto con esta serie también abrí mi mente” El impacto de la serie abrió camino a un dialogo de igualdad de derechos en Estados Unidos: “Recibí un sinfín de cartas de fans y hubo varias que se quedaron conmigo. Recibí una carta de un padre quien era mecánico y escribió que años antes dejó de hablar con su hijo quien le confesó que era gay. Pero gracias a esta serie, él buscó a su hijo y lo apoyó. El programa más que entretenimiento, logró llegar a las vidas personales de muchos. Otra carta de un joven decía que había contemplado suicidio por su preferencia sexual, pero escribió que Billy Douglas lo salvó. A través de la televisión, él logró identificarse con un personaje que le ayudó a encontrar alivio”. El impacto de esta serie fue años antes de internet y otros grupos de apoyo accesibles para jóvenes.

 

Pero con Ryan no todo es unilateral, ha participado detrás de cámara y debutado en silla de director: “Estoy pasando por un momento muy importante en mi vida. Estoy escribiendo mi segunda película, que al igual que la primera [Catch Hell, 2014], también seré director. He escrito tres guiones en el último año. Y me emociona estar del otro lado de la cámara”. En la vida personal, fuera de pantalla, Ryan tiene tres hijos y es orgullosamente padre soltero. Sin detener su carrera artística, ha tomado toda responsabilidad de sus hijos: “Tenía 17 años cuando tomé mi primer trabajo de actuación, ahora acabo de cumplir 40 años y no me veo abandonando lo que hago. Cada vez quiero crecer y hacer más. Tengo mi compañía, cuido de mis hijos y quiero seguir en Los Ángeles con ellos. No me quiero separar de mis hijos. La razón de mis decisiones es para cuidar de ellos. Mis hijos son lo primero en lo que pienso y quiero estar presente en sus vidas”.

 

Ahora en 2015, Ryan Phillippe regresa a la televisión con un rol protagónico en la serie Secrets & Lies de la cadena estadunidense ABC“Creo que las series de televisión ahora son más populares que nunca. El público quiere adentrarse a un personaje sin tener que solo conocerlo por dos horas como en una película. La industria está cambiando, cada vez más los estudios de cine están produciendo menos películas con presupuestos exorbitantes y ahora la televisión tiene el enfoque del entretenimiento. En esta serie se logra entender al personaje a través de un drama bien desarrollado. En mi opinión, prefiero ver una serie como Breaking Bad que ver una película que no me permite entender a un personaje en su totalidad”. El regreso a la televisión es tan sólo un paso más en los 20 años de carrera de Ryan: “Me gustan los retos y a pesar de que llevo años de estar en esta carrera, me siento joven. No me aburre lo que hago”.

Ya puedes adquirir el Collector's Item para ver las fotografías que acompañan esta entrevista, disponible en Sanborns (para lectores en México) y Kichink (para los lectores en cualquier parte del mundo) siguiendo las instrucciones en el video a continuación.