In Real Life: Brunch Vegano en Champs Diner

Así es realmente tomar un brunch 100% vegano en la gran manzana.

Ok. Si tuviera que hacer una lista de las cosas que más me gustan de vivir en New York definitivamente el Brunch estaría dentro del Top 5. Los sábados y domingos por la mañana y hasta alrededor de las 3 de la tarde en prácticamente cada café y dinner de la ciudad se ofrece el menú Brunch que, justamente como lo sugiere su nombre, es la combinación entre el Breakfast y el Lunch - dah! - y pretende cumplir el rol de ambas en una sola, es decir: mucha comida.

Lo interesante es que con el paso del tiempo han aparecido cientos de ofertas distintas que permiten a todos disfrutar de un brunch a su medida y gusto: enfocados en dulces, en pastelería, en cocina mexicana, platos calientes, platos fríos, paleo, vegetarianos, sin gluten, sin leche, veggies y un etcétera que podría extenderse por parrafos y parrafos. Dentro de esa gran variedad es que destaca Champs, un diner vegano al que hay que prácticamente hacer fila para acceder y que se ha transformado en uno de los favoritos de los habitantes de Brooklyn (yo incluída). Fuimos, lo probamos y este es el resultado.

La industria de la comida en New York es muy variada y con tantas dietas y pautas alimenticias de moda han aparecido restaurantes y productos para todas las opciones. Sí, absolutamente todo en la carta de Champs es vegano, desde las alitas de pollo y los pancakes y hasta las hamburguesas y el Mac-n-cheese. La carta es amplia y no tiene nada que envidiarle a los demás brunchs de la ciudad: desde sopas, bowls de quinoa, sandwiches y ensaladas hasta postres, waffles y smoothies, hay de todo y para todos los gustos.

En lo personal más que vegana me defino como vegetariana, pero si en todas partes existiera esta cantidad de opciones la tarea sería mucho más fácil. ¿Nuestro menú? Un bowl de quinoa con verduras salteadas, pancakes de manzana con canela, jugo natural de pomelo, menestrón y capuccino (todo sin leche, sin huevos y de procedencia netamente vegetal. El paraíso, ¿no?

 

 

Lo mejor es que este es el tipo de lugares que rompe ese esquema erróneo que tienen algunas personas en su cabeza de que comer vegano es aburrido y limitado. Lugares como este son el ejemplo de que existe un reemplazo para absolutamente todo lo proveniente de animales y que podríamos eliminar todos esos productos de nuestra dieta sin cambiar mucho lo que comemos.

Ahora bien también hay quienes caen en el error de pensar que vegano es sinónimo de sano, pero no necesariamente. El azúcar es un producto vegano, y hay algunas marcas y lugares que la utilizan en exceso para suplir otros ingredientes faltantes, aunque puedo corroborar que no es el caso de Champs - sí, me metí en la cocina y le pregunté al Chef.

 

 

Así que si eres vegano y pasas un día por New York este es sin duda uno de los imperdibles de la ciudad. Si no lo eres ¡con mayor razón!, para aprender de la experiencia misma que no es necesario el sufrimiento animal para el disfrute humano.