Fallece Enrique Loewe Knappe

Son pocas las casas de moda que pueden presumir haber sobrevivido tres siglos -XIX, XX y XXI- una de ellas es Loewe, casa que Enrique Loewe Roessberg fundó en 1892. De origen alemán, enamorado de España y ansioso por tratar pieles a la manera ibérica, instauró su taller, el cual prontó se convertiría en el proveedor oficial de la Casa Real.
 
El día de hoy, a los 103 años, se despidió uno de los artífices de la casa, la tercera generación de Loewe, encargado de la expansíon de la marca a partir de 1934. Nieto del fundador, fue bajo su mandato que se inauguró la tienda más emblemática de la maison, la de la Gran Vía en Madrid, España. Además de lograr una expansión internacional que los llevó hasta Japón. 
 
El día de hoy, con la dirección creativa en manos del británico J.W. Anderson, la casa se ha reinventado. Sin embargo, la manera tradicional de tratar las pieles en sus talleres sigue vigente.