Los Reporteros de la Moda

Robin Givhan

 

Editora de moda de The Washington Post, fue la primer ganadora del premio Pultizer en la categoría de redacción de moda, por su estilo que tiende a ser de gran aportación cultural. A menudo, sus contribuciones aunque son consideradas polémicas son también bastante acertadas, haciéndola una ferviente colaboradora en The Daily Beast y Newsweek. Su primer libro The Battle of Versailles: The Night American Fashion Stumbled into the Spotlight and Made History, es uno de los más influyentes éste año en la industria de la alta costura.

 

Bill Cunningham

 

Bill se distingue por sus reportajes fotográficos en las calles de la ciudad de Nueva York. Tras abandonar sus estudios en la universidad de Harvard, se mudó a la ciudad de Nueva York para diseñar sombreros bajo el nombre de “William J". Comenzó a colaborar en varias editoriales, inclyendo Women's Wear Daily, y su carrera catapultó cuando se publicaron sus fotografías improvisadas de Greta Garbo en la calle, para The New York Times. A diferencia de otros fotógrafos, Cunningham evita capturar a celebridades y tiene preferencia sobre la gente que anda en las calles de Manhattan para estudiar su estilo y las tendencias más fuertes. A sus 86 años, todavía anda por la calles de La Gran Manzana en su bicicleta, portando su clásica chamarra azul y sigue siendo, en palabras de Óscar De La Renta, “Quien tiene la historia visual más poderosa de los últimos 50 años de Nueva York”.

 

Tim Blanks

 

Es un reconocido periodista que desde los 17 años, cuando asistió a un fashion show de YSL, vive por y para el mundo de la moda. Tim se hizo mundialmente reconocido por participar por más de 15 años en el programa televisivo Fashion File, para fungir como editor de la revista canadiense Flaire, donde todavía conserva una columna. Actualmente es el editor general de Style.com, y se dedica a viajar por el mundo para cubrir eventos y hacer críticas para toda clase de medios.

 

Lynn Yaeger

 

Tras colaborar como redactora en una revista para poder pagar seis vestidos franceses, quedaron claras las pasiones de una joven Lynn Yaeger. Es reconocida por su crítica brutal, tanto negativa como positiva, y su estilo personal excéntrico, de tez blanca y sus labios pintados siempre oscuros, agregándole que ella siempre se corta el cabello de una manera muy peculiar. Trabajó 30 años como reportera de moda en The Village Voice, y ahora colabora con Vogue, The New York Times, Travel & Leisure, y Full Frontal Fashion.