Así Estuvo el All My Friends

Por Phoebe Smolin, Christian Morales y Jaime Pitillas. 
 
No conocemos una mejor manera de empezar el verano que con un festival en la playa. Por eso,  nos dimos una vuelta por la sexta edición del festival All My Friends, en Rosarito, Baja California. 
Esta fue la segunda vez que se realizó en la playa privada del hotel Castillos del Mar, un lugar hermoso con dos escenarios junto al mar y un ambiente único, gracias a la mezcla de asistentes que provenían de regiones Baja California, San Diego, y Los Angeles.

 

Foto: Cynthia Blanco 

 
La noche del viernes sirvió como una buena introducción al festival, todavía con poca gente,  pero con una buena atmósfera dirigida por los productores de electrónica: Ejival, Benfika, DJ Nombre Apellido y el colectivo Teklife. El siguiente día comenzó con los sonidos blueseros de la banda sonorense Mud Howlers. Sonaron todos los temas de su EP y una tremenda versión del "Hoochie Coochie Man" de Muddy Waters, una de sus claras influencias. Después del show tuvimos la oportunidad de hablar con la banda y realizaron una actuación acústica en las rocas junto al mar para nosotros que pronto podrán ver.
 

 

Foto: David Pérez 

 
Con el sol ya pegando duro en el recinto, los ticos 424 subieron al escenario para calmar el calor con su tranquilo rock de armonías celestiales desde Costa Rica. Eran tan chingones que los llevamos al mercado donde se vendia producto local, y nos brindaron dos canciones acústicas junto a los tomates, pepinos y quesos de Tijuana.  Fue un placer tener de vuelta en México a unas de las mejores bandas de Costa Rica. ¡Pura vida! 
 
Justo después,  fue el turno para una de las bandas más esperadas del festival, los chilenos Protistas. Sin duda alguna fue uno de los conciertos mas emocionantes del festival, lleno de ambientes shoegaze y "melodias playeraras pero tristes" (como ellos dijeron). Las canciones pertenecían ahí. La banda estuvo muy emocionada de tocar en México y por la acogida del público. Esperemos que vuelvan pronto.

 

Foto: Cynthia Blanco  


Después hicimos una parada por la zona gastronómica del festival y tuvimos el delicioso placer de comer en el Grill Blast del #cocinacentral. Los chefs locales Oso Guillermo Campos y Bernardo González (con la ayuda de estudiantes de la Escuela Culinaria de Tijuana) prepararon a unos pocos afortunados cinco platos elaborados con productos locales acompañados por exquisitos vinos y cervezas procedentes del campo de Baja California. Nuestros platos favoritos: pulpo a la leña con puré de maíz blanco y el tlacoyo de lengua con semicostra de queso. Les comunicamos desde aquí al Chef Campos y Gonzalez que están permanentemente invitados a cocinar para nosotros! PHOTOS

En el escenario Jardín (el que no estaba en la playa), y con las barrigas llenas de comida rica, tuvimos la gran oportunidad de ver a una joven promesa de Tijuana, el productor musical Grenda. Con tan solo 16 años a sido capaz de crear una interesante expectación alrededor su primer lanzamiento editado por la disquera de Tijuana Static Discos. Su música ambiental de ensueño fue una perfecta selección para esa hora de la tarde. Estamos ansiosos de ver lo que este joven ofrecerá. 
 

 

Foto: Cynthia Blanco  

 
Muchos fans esperaron impacientemente que llegara al escenario Princess Nokia, que ofreció su última presentación bajo el nombre "Princess Nokia" para amanecer en su próxima actuación bajo su nuevo nombre "Destiny".Princess Nokia dominó el escenario con una actitud muy poderosa y emocional dando homenaje a sus antepasados de raíces africanas. A parte de entregarnos una tocada muy íntima y especial, señaló un fan afortunado por su playera de Pokemon.  
 
Tras ella, fue el turno para Ramona Gonzales (Nite Jewel) que esta vez fue acompañada solamente por una tecladista. Aún así su set demostró una fabulosa mezcla de canciones nuevas con su sonido característico Jazz-Funk-Electrónico. 

 

Foto: Cynthia Blanco  

 
Tras ver tres estos tres artistas en donde predominaron los teclados, volvimos al escenario de la playa para disfrutar de las salvajadas de la banda local San Pedro El Cortes. Estuvieron divertidos, sonaron bien (sorprendentemente) y uno de los cantantes llevaba la cabeza envuelta en cinta aislante, que mas se les puede pedir? Algo parecido sucedió con King Tuff: los tres músicos estuvieron los tres dias del festival disfrutando de shows, tomando el sol (con un Speedo muy gracioso) y hablando con todo el mundo que se les acercaba. Su concierto fue uno de los mas fascinantes del festival, con temazos como "Black Moon Spell" y "I Love You Ugly" y fuegos artificiales para despedirse. 
 
Tras King Tuff, el grupo La Femme tomó el control del festival. Con su encanto francés, un estilo de vestir envidiable (había hasta un pachuco) y la perfecta mezcla de su música psicodélica con la playa de Rosarito hizo este show el mejor del festival. Nos gustó tanto La Femme y sus miembros que decidimos ir a su casa el día siguiente para hablar con ellos y hacer un video bien chingon que les enseñaremos dentro de poco. 
 

 

 Foto: Cynthia Blanco 

 
El resto de la noche estuvo conducido en el escenario Remezcla por los productores emergentes Niño Arbol Las Brisas y el héroe local de Mexicali, Siete Catorce. Un final feliz para una noche irrepetible.
 
El día siguiente tuvimos el placer de hablar con el colectivo feminista de Tijuana "Sad Girls y Que" y las juntamos con la gran Princess Nokia. Hablaron sobre el poder de la mujer en la industria musical, el machismo y muchas más cosas que podrán ver en un video próximamente.
 

 

 Foto: David Pérez

Maria y Jose cerró la sexta edición de festival All My Friends, un evento que está creciendo de manera increíble y que cada año ofrece experiencias distintas, con sonidos muy eclécticos, una cautivadora variedad cultural y una bonita promoción de talento artístico (músicos, cocineros, artistas audiovisuales y gráficos) de Baja California.