NYLON Español Travel: Un día de spa en NYC

¿Cómo preparar tu piel para el otoño en el nuevo Sisley Spa en New York? Aunque aún está caluroso, las brisas frescas y algunas hojas en el suelo comienzan a anunciar la pronta llegada del otoño. Con él aparecen las temperaturas más bajas y tal como nuestros armarios nuestra piel sufre un cambio radical. Pasamos de la piel expuesta al sol y el calor a cubrirla y protegerla del frío, lo que implica que la tratemos y mimemos de una manera diferente.

Por lo mismo preparar nuestra piel para el otoño no sólo implica curbirla con suéters y abrigos, sino también desintoxicar nuestros poros y exfoliar nuestra piel para eliminar las células muertas e hidratarla para mantenerla suave, brillante y nutrida durante los meses de poca exposición al sol. Si bien puedes tomar todas estas acciones por ti misma, es recomendable realizar una primera gran exfoliación/limpieza a manos de un experto y luego repetir el proceso desde la comodidad de tu hogar por el resto del verano, y es por eso que este mes me puse en manos de quienes realmente saben para vivir una real exfoliación corporal que dejara mi cuerpo y piel listos para recibir el frío con los brazos (y poros) abiertos.

Para ello opté por probar por primera vez los servicios del Sisley Spa en Nueva York. Si bien tanto Sisley como su línea de spas alrededor del mundo llevan años en el rubro, este abrió sus puertas hace tan solo un par de meses en Nueva York siendo el primero de la franquicia en Estados Unidos.

Ubicado en el Upper East Side e inserto en el icónico Hotel Carlyle, el Sisley Spa es una especie de gema escondida, donde todo se trata de dar una buena experiencia a quien los visita.

Por recomendación de los expertos me sometí al Phyto-Aromatic Exfoliating Body Treatment, y al Zen Harmony Phyto-Aromatic Body Treatment, ambos enfocados en preparar la piel de todo mi cuerpo para los días de temperaturas extremas. El primero es un masaje que utiliza exfoliantes energizantes exclusivamente producidos por Sisley Paris, los cuales combinan aceites esenciales de Lavanda y Romero con micropartículas exfoliantes y extractos de diversas plantas para eliminar células muertas y piel reseca, todo esto para dejarte con una piel tersa, suave, lisa y tonificada en cosa de minutos.

Luego del tratamiento y antes de comenzar el segundo masaje tomas una ducha para eliminar los restos de aceite y las toxinas liberadas por tu cuerpo luego de la exfoliación (en una de aquellas duchas que uno soñaría tener en su casa con regaderas lanzando agua desde el techo y las paredes). Y aquí es donde te das cuenta de los efectos del primer tratamiento. ¡Mi piel quedó tan suave como la de un bebé! Las gotas de agua resbalaban por mi piel como si hubiera una capa protectora sobre ella, lo cual la hacía brillante y sedosa al tacto.

Luego de ducharte pasas a la segunda etapa, el tan esperado masaje relajante con aceites corporales y extractos botánicos que prometen eliminar toda tensión y dejar tu piel con este efecto terso por semanas. Enfocado tanto en la experiencia de tu piel como en la de tu olfato, la sesión se enfoca en relajar todos y cada uno de los puntos de tensión de tu cuerpo a la vez que los aromas de los aceites estimulan tus sentidos. 

Si bien un masaje siempre es una experiencia placentera, en un tratamiento como este los reales resultados son puestos a prueba los días siguientes. La piel mantiene ese efecto brillante y sedoso por semanas e incluso me atrevo a decir que el color que mi piel tomó durante el veranopor la exposición al sol es más parejo y menos quemado que antes, ya que mis poros reciben no sólo el calor y la quemazón del sol sino también las vitaminas provenientes de él.

Sin duda tomar una cita en el Sisley Spa ya sea para sus tratamientos corporales, capilares o faciales es algo de lo que nadie se podría arrepentir. Dejas el lugar con una sonrisa que se extiende por días tal como los efectos de sus tratamientos. Si quieres visitar el Sisley Spa (www.rosewoodhotels.com/en/the-Carlyle-New-York/wellness/spa) en Nueva York puedes encontrarlo en en el Carlyle Hotel, 35 East 76th Street. New York, NY.