Una antología de la mujer en el cine fantástico y de terror

Ilustraciones: Mariel Alessandra Rascón 


Una capacidad de supervivencia superior, fuerza de voluntad y desafío constante ante los peligros que pudieran llevarlas a la muerte a causa de un asesino, monstruo, entidad o ser demoniaco son las características de estos personajes femeninos emblemáticos en el cine de terror. Ellas, entre muchas otras, han elevado el rol de la mujer a un nivel por encima del clásico scream queen y se han establecido como heroínas y vencedoras que en lugar de correr y esconderse, deciden confrontar al enemigo.

 
Éstas son las cinco recomendaciones de películas de terror con personajes de mujeres valientes.

Sigourney Weaver como Ellen Ripley en la saga Alien (1979, 1986, 1992,  Estados Unidos)  


 

Ellen Louise Ripley, personaje representado por la multitalentosa Sigourney Weaver, es el papel que define a la mujer en el cine de terror. De la mente de Dan O’Bannon, Ripley es la pieza clave en el legado de Alien, que en la primera parte (1979) se presenta como nuestra heroína favorita dando pie a que en la secuela (Aliens, 1986) dirigida por James Cameron se desarrolle plenamente como la reina del girl power en el cine de terror. La legacía inicia con elementos de horror/ciencia ficción para después convertirse predominantemente en ciencia ficción/fantasía. Es en esta secuela que la pantalla se convierte en el lienzo perfecto para la declaración más honesta y elaborada de quien hasta la fecha lleva el título de la mujer más badass del cine de terror. No sólo demuestra que lucha y sobrevive, sino que también derriba estigmas sociales porque se convierte en parte de la fuerza laboral donde los hombres predominan y sabe manejar la maquinaria pesada mejor que ellos. Es piloto espacial, sobrevive 57 años suspendida en el espacio y de cuenta propia elimina a la madre de todas las criaturas villanas. Papel difícil de superar hasta la fecha.

 

Ashley Laurence como Kristy Cotton en Hellraiser (1987) y Hellbound: Hellraiser II (1988, Estados Unidos)

 

 

Dentro de los gloriosos ochenta, en cuanto a variedad de géneros presentados en el cine, Hellraiser representa una de las franquicias más peculiares dentro del género de terror. Visualmente impactante, se aleja de la historia slasher tan común de la era para llevarnos a un mundo perverso, sexual, masoquista y misterioso. Son ocho secuelas de la primera, la más exitosa en la que Clive Barker nos introduce a una dimensión obscura y rica en creatividad donde los “Cenobitas” (entre ellos, el más representativo Pinhead, con la  icónica cabeza saturada de clavos) se encargan de amedrentar a las almas en un proceso de dolor, placer y muerte, respondiendo al llamado de quién es capaz de manejar un rompecabezas en forma de cubo.  La historia se desarrolla alrededor de una pareja que decide mudarse a una casa antigua. Ahí, la mujer esconde un perturbador secreto en el ático. Su hijastra, Kristy Cotton caracterizada por Ashley Laurence, descubre el estremecedor suceso y toma fuerza en el transcurso de la trama para finalmente lograr descifrar el cubo y abrir literalmente las puertas del infierno aceptando valiente e inteligentemente las tenebrosas consecuencias.

 

Patricia Tallman como Barbara en Night of the Living Dead (1990, Estados Unidos)

 

 

George Romero, catalogado por muchos como el padre de los zombis, entrega en 1968 la película Night of the Living Dead, joya clásica del cine de terror. En 1990, Tom Savini, quien había sido el genio detrás del maquillaje de Dawn of The Dead del mismo Romero en 1978 y de Viernes 13 entre otras, decide dirigir un remake de la original Noche de los muertos vivientes de Romero, esta vez a color pero con la misma trama: un grupo de personas atrapadas en un casa son atacados por zombis, la fórmula clásica de este subgénero. Sin ser particularmente buena, sí hace honor a la original, pero sobre todo nos presenta a nuestra valiente heroína Barbara quien a diferencia de su predecesora en el filme del 68, logra un personaje completo, coherente y valiente. Es Patricia Tallman quien introduce a la década de los noventa a una mujer de armas que toma contra el enemigo y que con fuerza y determinación le otorga lecciones a sus compañeros de cómo manejar un apocalipsis zombi: sin miedo y a mano armada. Un logro de Savini que establece un nuevo eslabón para el girl power del terror.

 

Shauna Macdonald como Sarah en The Descent (2005, Inglaterra)

 

 

Nos brincamos una década y media a consecuencia de que en los noventa el terror sufre un déficit de producción y pocas son las obras de este género. Es hasta principios del siglo XXI que retoma su fuerza e impacto en la industria y reclama con plenitud a antiguos y nuevos seguidores. La película inglesa The Descent dirigida por Neil Marshall nos entrega a la valiente Sarah, una mujer que ha sufrido la pérdida de su familia y en su sentir decide hacer un viaje con amigas practicantes de la espeleología hacia las montañas Apalaches. Es en este laberinto de cuevas donde el terror se desenvuelve  a causa de unas criaturas mutantes logrando que Sarah establezca de nuevo en el cine de terror a la mujer valiente y determinada que tanto valoramos en el personaje de Ripley con Alien. Gráfica y sumamente escalofriante, presenta una de las escenas más perturbadoras de la década, definitivamente una buena dosis de sangre para los amantes del gore.

 

Sharni Vinson como Erin en You’re Next (2011, Estados Unidos/ Inglaterra)

 

 

Oscura, pausada y lejos de ser una obra maestra, esta pieza slasher nos entrega de manera común una trama frecuente para los entusiastas del terror: La familia que se encuentra en una casa distante de la civilización mientras un grupo de asesinos enmascarados deciden matar a todos sus miembros. Cumple fielmente a las reglas, incluso al dejar a la joven mujer que sobreviva hasta el final. Lo especial de esta pieza es el desarrollo y aplicación del personaje de Erin; una de las caracterizaciones más valientes y badass de los tiempos modernos en cuanto a terror se refiere. Ella, con astucia y sin miedo a las consecuencias confronta a los asesinos y se convierte en el objeto de temor para quien se cruce en su camino. Pareciera un filme que cumple con un objetivo más que ningún otro: darle poder a la mujer sobre todas las cosas y confirmar que es capaz de sobrevivir no sólo defendiéndose, sino también atacando con fuerza y astucia sin importar qué tan peligrosa sea la situación. Advertimos que es sumamente gráfica y sangrienta, un precio moderado que pagar por ver a Sharni Vinson en acción.

 

 

 

 

Texto de la revista NYLON Español Collector's Item Fall-Winter