Vanbot: el despertar de un alter ego creativo

 

Entrevista por Karina Fonti y fotos por Louis Rodiger 

¿Quién integra Vanbot?

Vanbot soy yo: Ester. Comencé trabajando en Vanbot en 2010, antes de eso tenía varias bandas y proyectos, pero empecé escribiendo más música electrónica pop y eso me hizo sentir instantáneamente bien e inicié a construir un nuevo proyecto alrededor de eso.

Me inventé el nombre de Vanbot por mi alter ego: Vanessa. Eso empezó como una broma, pero después se convirtió una herramienta importante para mi, ya que dejé que Vanessa reflejara parte de mi, y eso hizo más fácil el ser audaz para confiar en mis habilidades.

Ahora no veo diferencias entre Vanessa y Ester, pero eso fue muy útil al principio. En el primer álbum escribí todas las canciones yo sola, pero después empecé a realizar colaboraciones con otros escritores de canciones y productores y encontré en eso algo muy inspirador y me ayudó a desenvolverme. Los efectos de la sinergia son buenos cuando vienen acompañados con creatividad.

 

¿Qué pasó en 2013, por qué decidiste no lanzar tu álbum ?

Ese fue un periodo difícil para mi. Había estado trabajando en mi segundo álbum por año y medio, pero no estaba realmente feliz de ello, algo estaba perdido. Trabajé de nuevo las canciones varias veces, hice nuevas producciones, nuevas letras, y después de un rato de hacer eso, se sentía desperdiciado y ya no pude percibir la esencia. Pienso que las canciones perdieron el sentido en algún momento, y así fue cuando decidí tirar todo y empezar de nuevo.

Esa ha sido una de las decisiones más difíciles que he hecho, pero de alguna manera yo fui retada por mis pensamientos y empecé escribiendo cientos de nuevas canciones. Yo estaba casi maniática por eso, algunos días, escribía cinco canciones al día.

En ese proceso encontré nuevas formas en la música, nuevos sintetizadores, nuevos tonos en mi voz, nuevos sonidos. Intenté nuevas maneras de hacer las cosas, que antes no me había atrevido a explorar, pero ahora no tengo nada que perder. Empecé nuevas colaboraciones y eso me dio la energía para hacer el nuevo álbum Perfect Storm.

 

¿Qué lecciones te dejó este tiempo de ausencia?

Para mi no hubo ausencia, estuve trabajando en nueva música todo el tiempo, pero supongo que estaba ansiosa por el segundo álbum. Mi primer álbum fue realizado muy espontáneamente, no sabía que las personas lo habían escuchado . No tuve una persona de relaciones públicas, no tenía nada, lo hice todo yo misma, pero la respuesta de ese álbum fue más allá de mi imaginación, estaba muy feliz de que las personas escucharan mi música. Cuando empecé a trabajar en nueva música, me sentí muy presionada de llevarlo al siguiente nivel; tuve que aprender a no dejarme llevar por la presión y siempre dejar que la creatividad trabaje separado de las expectativas.

 

 

 

¿Conocemos tu estilo particular en la música y los sonidos electrónicos de la misma, que artistas te han inspirado para construir tu propio estilo musical? 

Me inspiro de diferentes artistas dependiendo los tipos de música. Cuando son melodías me inspiro de artistas como Phil Collins y Fleetwood Mac, por su habilidad de hacer melodías que te liberan. Cuando van a ser ritmos, me inspiro de los sonidos  de artistas como FKA Twigs, Moderat y Röyksopp por su manera de crear tensión en la música. Las melodías siempre van a ser mi primer lenguaje de música, y quiero combinar la melodía y el ritmo para encontrar el contraste entre lo pegajoso y lo retorcido.

Muchas de mis canciones transmiten una emoción en específico y nada me hace mas feliz que ver a mi audiencia experimentando ese mismo sentimiento. Para mi eso siempre ha sido importante, el poder comunicar el núcleo de las canciones, no solo durante las letras, si no también mediante los ritmos, sonidos y la presentación. Últimamente hemos creado un nuevo set en vivo donde tratamos de transmitir la esencia de cada canción, y dejamos que eso nos guíe durante el set.

 

Cuéntanos sobre tu experiencia y participación dentro del Festival del Valle de Guadalupe.

Definitivamente, ¡lo amé! Nosotros pasamos un rato increíble. Estaba totalmente asombrada por el escenario, la comida, el vino y la audiencia. Todo fue geniales. Nunca me había presentado en un festival como ése. Aquí en Suecia nos hace falta el vino y el clima del Valle de Guadalupe.