VOTE FOR KANYE

 

Texto por Edrien Guillermo von Gato

Estados Unidos se despierta con la sorpresa de la candidatura electoral de Kanye West para la presidencia norteamericana para el año 2020, tras su discurso de más de diez minutos en la 31 edición de los premios VMAS de MTV.

El artista subió al escenario del Teatro Microsoft de Los Ángeles para recoger el "Moonman" de la mano de Taylor Swift, con la que tuvo un encontronazo muy poco agradable hace 6 años cuando Kanye manifestó su desacuerdo con el premio que la cantante recibió. Parece que Kanye ha tenido remordimientos de conciencia por aquel suceso, y en esta ocasión no dudó en disculparse por ello.

 

El discurso del rapero estuvo marcado por la sinceridad, no sabemos si por el efecto de las drogas que reconoció haber tomado, o simplemente fue su propia voluntad la que soltó grandes bombazos. Ya lo aclaró Miley Cyrus: "Ya sabemos que le pasa a Kanye West cuando fuma marihuana".


Comenzó a lanzar cuchillos contra la propia MTV, declarando que no lograba entender el funcionamiento de las galas de premios, ni cómo era posible guillotinar a grandes artistas solo por no conseguir una estatuilla. También fue muy crítico con ellos por haber repetido multitud de veces su riña con Taylor con el único fin de conseguir audiencia, alegando que las peleas no deben servir como promoción.

 

Hubo tiempo de filosofar un poco sobre el criterio que se tomaba para dar una opinión acerca de los artistas, la permanencia de estos en lo más alto, las secuelas del éxito y el efecto de sus actos. Se posicionó a favor de la gente que cree en la verdad y acabó emocionándose recordando su paternidad.

También apoyo a las nuevas generaciones de artistas (los millennials). Les empujó  a pensar distinto, a no preocuparse por vender marcas, a luchar por ser ellos mismos y a defender sus ideas.

Como punto y final a su presentación, Kanye West anunció su candidatura presencial entre multitud de aplausos y dejando a todos los espectadores de piedra: "He decidido que en el 2020 me postularé como presidente."

 

No es la primera vez que Kanye interviene en política, siempre ha dejado ver su lado más crítico opinando sobre los actos de diferentes presidentes. En 2005, durante un telemaratón, declaró que no le gustaba como se reflejaba a las personas negras en los medios y manifestó que la actitud de George Bush dejaba entrever que a éste no le importaban los negros.

 



Más recientemente, arremetió contra Obama, criticando la insuficiencia de conexiones judías con las que contaba Estados Unidos, ya que los verdaderos judíos estaban alejados del poder y tenían pocos recursos.

Acciones como esta demuestran el gran poder con el que cuentan los artistas a la hora de manifestarse activamente en el plano político y social. Los cantantes ya no solo se limitan a cantar sus canciones y recoger sus premios, aprovechan las apariciones públicas para llevar a cabo cualquier tipo de activismo alzando su voz frente a las cámaras, y detrás de ellas, a través de las redes sociales, donde los artistas pueden comunicar a sus followers su voluntad de acabar con las dificultades del planeta y prosperar. Las realidades se entremezclan con una única finalidad: unirse en la lucha por conseguir un mundo mejor.

Durante la retransmisión de la gala pudieron verse otros signos de lucha, por parte de otras celebridades: por la igualdad y en contra de la homofobia, el racismo, la violencia, la dependencia de la mujer al hombre o el abandono animal.

 

Está claro que el discurso de Kanye West pasará a la historia de los premios VMAS gracias a su sonada declaración de intenciones. Quién sabe si el rapero se convertirá en el segundo presidente negro de los Estados Unidos o si todo quedará en una broma. De momento la red a estallado, el hashtag ‘’Kanye´´ ha sido trending Topic en multitud de países, los memes han proliferado, y la gente ya fantasea con ver a Kim Kardashian como Primera Dama. ¡Qué tiemble la Casa Blanca!