Wet Hot American Summer: First Day of Camp llega a Netflix

Hace tiempo, antes de Ant Man, Paul Rudd era más conocido como Mike Hannigan, su personaje en Friends. David Hyde Pierce gozaba del éxito de una serie como Frasier y Bradley Cooper, lejos de sus múltiples nominaciones al Oscar, era un completo don nadie; actrices como Elizabeth Banks o Amy Poehler, antes de ser las estrellas que ahora todos conocemos, tampoco eran ni un bosquejo de lo que han logrado hoy en día. Pero, más allá de sus ahora reconocidas carreras, ¿qué tiene este particular grupo de actores y actrices en común?

Empezaban los 2000 y un joven David Wain (con el antecedente de la serie The State, de MTV) decidió juntarlos a todos y, sin quererlo, gestó uno de los eventos cinematográficos de comedia a los que más culto se les rinde cuando, sin más que su previa experiencia en televisión, se hizo de un impresionante elenco de jóvenes y hasta entonces muy underground grupo de actores/comediantes, con quienes creó una película de mosaico que, como he dicho antes, podría ser obra de Robert Altman si éste hubiera consumido más mota.

Quince años se han cumplido y, haciéndole honor a su irreverencia y valemadrismo originales, Wet Hot American Summer regresa, con su elenco original, a contar la historia de los primeros días del ochentero campamento Firewood (cinco días antes de los eventos de la película original, porque YOLO), donde quince años atrás conocimos a personajes como el patán Andy (Rudd), el ñoño Henry (Hyde Peirce), la deprimida Gail (Molly Shannon), el amargado Gene (Chris Meloni, de CSI, como el irritable cocinero del campamento) o los entusiastas Susie y Ben (Amy Poehler y Bradley Cooper).

Si a estos les sumamos los menos conocidos pero no por ello menos reverenciados talentos de gente como Janeane Garofalo, Ken Marino, Marguerite Moreau, Joe Lo Truglio o Michael Ian Black, todos de regreso para esta precuela, sin duda la iniciativa de Netflix y el director David Wain por revivir Wet Hot American Summer a través de la serie Wet Hot American Summer: First Day of Camp se antoja como un deleite para los paladares más conocedores de la comedia estadunidense, además de un nostálgico pretexto para recordar aquellos días en los que las stoner-comedies tipo Meatballs, National Lampoon’s Animal House o Revenge of the Nerds aún no cedían paso a comedias menos ingeniosas que, aunque comparten elementos escatológicos y sexuales por igual, carecen de talentos como los que aquí podemos ver frente y detrás de cámaras.

Wet Hot American Summer: First Day of Camp está disponible en Netflix.