Ximena Sariñana, el Pop Alternativo Que Todos Amamos

Foto: Esteban Calderon, tomada de nuestro Collector's Item disponible en Kichink

La verdad no hay mucho de Ximena Sariñana que nosotros podamos decir y que ustedes no conozcan de antemano. Coronada como una de las artistas Latinas con más proyección en el presente, fanáticos en todas partes del mundo, una carrera prominente en cine, televisión y por supuesto la música y con un increíble sentido del estilo y la estética, Ximena se sentó con nosotros en el Affinia Hotel en Manhattan para darnos luces del camino recorrido hasta aquí y las batallas que aún quedan por luchar. Sencilla, encantadora y madura, Ximena sabe lo que hace y cada paso que da es es pos de avanzar y crecer en su carrera como compositora y cantante.

¿Quieres saber más? Esto es lo que nos contó.

 

¿Cómo te ha tratado Nueva York en esta visita?

Increíble. Nueva York es una ciudad que nunca termina, cada vez que vienes hay algo distinto que hacer. Siempre te faltan días.

 

Me llama mucho la atención tu relación con lo “raro” en tu música, sobre todo en tus últimas producciones. Ese intento por desmenuzar las miles de sensaciones que puede producir un mismo sentimiento.

Pues creo que tiene que ver con que soy una persona que le da muchas vueltas a las cosas. Me gusta mucho llegar a conclusiones distintas y reflexionar sobre cómo yo siento o pienso las cosas más que un general. Mis canciones reflejan una manera que me queda cómoda a la hora de escribir, porque escribo desde mi.

 

Con el paso del tiempo has ido definiendo mucho tu look y tus presentaciones en vivo tal como tus videos o fotos siempre van acompañadas de una estética muy cuidada, de alguna forma un poco “teatral”. ¿Crees que tu carrera como actriz ha influenciado eso?

Creo que lo que más me ha enseñado la actuación (sobre todo el cine) es la disciplina. Mi madre es escritora y guionista y mi padre es director y productor de cine, por lo que crecí rodeada de esta exposición a distintas corrientes artísticas, a generar tu propio contenido, a crear y los procesos y anécdotas que uno vive y convertirlos en una historia, una canción o un disco. Finalmente el proceso creativo por detrás arma un pack completo que no tiene mucho de azar.

 

Fotografía: Esteban Calderón. Encuéntrala en nuestro Collector's Item, disponible en Kichink! 

 

Tienes muchos fans en New York, y no sólo latinos. ¿Qué relación tienes con tus seguidores que no son de habla hispana? 

Pues es muy bonito llegar a otro país y que la gente conozca tu música. Estoy contenta y emocionada de saber que una ciudad como New York donde los estándares musicales son muy altos, hay gente a la que le interese escucharme. Es un público multicultural además, personas de todas partes del mundo que a su vez tienen acceso a una variedad de conciertos y músicos de todos los estilos. Entonces es muy gratificante que dentro de la gama de opciones alguien decida ocupar su tiempo en ir a escuchar mi música.

 

La industria musical latina es una lucha constante. Para algunos más, para algunos menos, pero finalmente es una larga batalla para conseguir vivir de la música. Si pudieras pedir un deseo para facilitar ese camino para los músicos latinos, ¿cuál sería?

Que la música estuviera subsidiada, jajaja. Si fuera así todo sería tanto más fácil. Para todos los artistas latinos, seas quien seas y vengas de donde vengas, lo más difícil es conseguir recursos para hacer lo que quieres hacer. En Estados Unidos las dificultades son otras y uno se tiene que adaptar al al ambiente en el que le tocó trabajar, pero para los latinos el subsidio es finalmente lo más difícil. Además lamentablemente siempre tenemos que estar sobre ese límite en el que tienes que vender tu música pero sin venderte tú mismo o cambiar tus ideales. En mi último disco por ejemplo para mi era súper importante que la parte creativa estuviera intacta y que mi música fuera lo que yo produje, y por suerte recibí el apoyo que buscaba para lograrlo.

 

¿Qué se viene para Ximena Sariñana ahora?

Para mi ha sido muy importante darle larga vida a el proceso de promoción de este disco. Fue mucho trabajo y además estoy sumamente orgullosa del resultado, por lo que ahora es 100% dedicarme a promocionarlo. Tuvimos una gira por Estados Unidos que fue ambiciosa en ese sentido, y ahora regreso a México y la gira con Juanes para después poder visitar otros países de Latinoamérica.