El Trasero de Kim Kardashian y la Ciencia.

Antes los traseros gigantes los veías en National Geographic o en circos, ahora los ves en las revistas de moda.

Foto papermag.com

Ok, todos conocemos el trasero de Kim Kardashian. No era novedad ver el trasero de la señora de Kanye West, hay millones de fotos de su parte más famosa en toda la red. Lo impactante fue ver su graaaaaaande atributo al desnudo y sin censura. Cuando ves una película de terror, que sabes es mala pero aun sientes curiosidad, al final confirmas que sí, era una mala película. Así sucedió con el trasero de Kim Kardashian, todos sabíamos que era enorme, lo vimos y lo confirmamos. Independientemente si te gustan pequeños o grandes el tema es que el trasero de Kim es más famoso que ella.

Aquí no hay ciencia mas que para explicar que el universo conspiró para juntar más polvo de estrellas en ella que en cualquier otro ser humano. Las envidiosas dirían que es operado, pero precisamente la ciencia explica las posibilidades de que exista ese famoso trasero.

¿Cómo es posible que un trasero una a dos continentes? Mientras que en América impera “bigger is better”, incluyendo traseros; en Europa no existe ésta afición por el exceso corpóreo, estética que está cambiando. La invasión de cantantes de hip hop, trip hop y demás mezclas musicales, ha influenciado por mucho en Europa la forma en que se está desenvolviendo la moda en aquel continente, el bling bling es muy bien recibido desde hace ya un tiempo, y las diferencias entre la industria del espectáculo en ambos continentes se borran cada vez más.

Este es el momento de las mujeres latinas, recuerdo que Selena también era famosa por su trasero y también lo es Nicki Minaj, pero el de Kim es un trasero fashionista, lo cual hace gran diferencia. Si tienes trasero grande, sácale provecho, porque la fuerza malévola de la industria de la moda le sigue apostando a cuerpos poco curvilíneos y no tarda en maquilar algo en contra de los traseros grandes.