Tapadita te ves más bonita

Sarah Mikaela

¡Por fin!... Llegó esa bella época del año en la que tu casa huele a ponche y que quedarte en tu casa los fines de semana con las cobijas hasta la barbilla viendo maratónicamente “Mi Pobre Angelito”, es socialmente aceptado. Sin embargo, el invierno y estas fechas especiales traen consigo más que resfriados y el rezago del no-shave November. Es la excusa perfecta para que saques esos sweaters del fondo de tu closet y los portes con honor.

A diferencia de tu fobia por la ropa abrigadora en tus años mozos de la niñez, hoy en día el tener una buena reserva de tejidos es básico. Con el boom de los ponchos, los abrigos y los chunky “sweaters-beanies-bufandas”, es irremediable que caigamos ante sus encantos.

Y si algo bueno trae consigo esta tendencia, es la infinidad de posibilidades que tienes para armar desde el típico look de Lazy Sunday hasta algo que te puedes llevar al trabajo  e incluso a algo más formal. En lo personal, si algo no puede faltar en mi guardarropa es justamente el trío de ensueño que mencioné líneas arriba: un buen sweater, una bufanda y en especial un beanie,lo que empezó como una necesidad básica dada mi naturaleza friolenta, se convirtió en una misión de moda.

 ¿Por qué? Porque de repente los escaparates de todas las tiendas y las calles del mundo entero se llenaron de outfits que definitivamente cubrían dos aspectos importantes para mi; comodidad y estilo.

Y para que tú tampoco que quedes corta de recursos estas navidades, checa la galería para que agarres un poquito de inspiración, o de plano te lances a comprar una que otra cosa.